Mis amigos los libros

Tengo una excusa para haber desaparecido los 10 últimos días. Ya sabéis que desde que maté a mi guionista no estoy muy allá, y la china que me escribe los chistes en Twitter no sabe el suficiente español para escribirme las entradas del blog. No os preocupéis que le estoy enseñando bien.

Resulta que he descubierto que en mi móvil puedo leer libros, libros que quiero leer desde hace mucho, me bajo y no valen 20€ o están descatalogados. Y si me dejo los ojos, puedo ponerme a leer en el ordenador.
Siempre prefiero la vieja opción de comprarme un libro, oler la encuadernación y leerlo tranquilamente tirada por cualquier rincón. Pero una es pobre y vive en un país donde todo cuesta una barbaridad, así que si quiero culturizarme tengo que robar, al igual que quien roba para comer, yo le doy de comer a mi curiosidad. Ahora por lo menos no miro con envidia a la gente en el transporte público.

Si bien he aprendido que las personas siempre van a fallarte o tú a ellos, en cambio el libro (al igual que el cómic y la música) es un amigo perfecto. Te lleva a mundos inusitados, te cuenta historias maravillosas, te aporta información importante/ interesante y te hace vivir mil y una aventuras sin pedir nada a cambio. Quizá por eso tengo leer como una de mis necesidades básicas. De hecho en ocasiones, soy una lima de libros.

En estos días de ausencia me he leído los tres libros de la Saga Distritos (Los Juegos del Hambre) bajo coacción recomendación de una amiga, ilusionada yo de que tratase sobre una revuelta política. Os adelanto que es una saga mediocre tirando a mala para adolescentes, un dramón personal cansino, una forma literaria bastante simple, que sí tiene una revuelta política pero así, como de fondo y que al final la muchacha se queda con el feo y tonto (eso es lo más realista). Si tienes 15 años está ‘bien‘ (hay libros para chavalas adolescentes que quieren tocarse mejores). Encima no follan. Cuánto tienen que aprender algunos escritores de Ken Follet en ese aspecto.

También he leído (por fin) La Divina Comedia, libro pendientísimo que tenía y que en comparación con la saga anteriormente nombrada es una pequeña joya que recomiendo a todo el mundo.

Finalmente, llevo la mitad de La Conspiración de Dan Brown. Es decir, lo que llamo un ‘libro de descanso’, algo ligero que no te exprima demasiado los sesos. Considero tanto a Dan Brown como a Ken Follet autores de ‘libros de descanso’, libros para gente que no está muy acostumbrada a leer y por lo tanto no explotan al máximo tu imaginación (no como Asimov, por ejemplo, que de vez en cuando tienes que hacer una parada para imaginarte la escena), quizá por eso ambos sean autores de Best Sellers. Brown es capaz de escribir escenas más trepidantes que llamen la atención y Follet escribe libros más mediocres. Como ya he dicho antes: Que sea un Best Seller no significa que sea un buen libro.
La Conspiración está bien, no es un libro memorable, se nota que el hombre se ha gastado en investigar las tecnologías de la NASA, inteligencia y demás, lo veo con un deje algo patriótico. Seguramente la película la haría Michael Bay.

Mi siguiente parada es El Juego De Ender, otro libro imprescindible donde los haya. O eso me han dicho. Ya os contaré ¿Alguna recomendación?

Mis amigos los libros

Tengo una excusa para haber desaparecido los 10 últimos días. Ya sabéis que desde que maté a mi guionista no estoy muy allá, y la china que me escribe los chistes en Twitter no sabe el suficiente español para escribirme las entradas del blog. No os preocupéis que le estoy enseñando bien.

Resulta que he descubierto que en mi móvil puedo leer libros, libros que quiero leer desde hace mucho, me bajo y no valen 20€ o están descatalogados. Y si me dejo los ojos, puedo ponerme a leer en el ordenador.
Siempre prefiero la vieja opción de comprarme un libro, oler la encuadernación y leerlo tranquilamente tirada por cualquier rincón. Pero una es pobre y vive en un país donde todo cuesta una barbaridad, así que si quiero culturizarme tengo que robar, al igual que quien roba para comer, yo le doy de comer a mi curiosidad. Ahora por lo menos no miro con envidia a la gente en el transporte público.

Si bien he aprendido que las personas siempre van a fallarte o tú a ellos, en cambio el libro (al igual que el cómic y la música) es un amigo perfecto. Te lleva a mundos inusitados, te cuenta historias maravillosas, te aporta información importante/ interesante y te hace vivir mil y una aventuras sin pedir nada a cambio. Quizá por eso tengo leer como una de mis necesidades básicas. De hecho en ocasiones, soy una lima de libros.

En estos días de ausencia me he leído los tres libros de la Saga Distritos (Los Juegos del Hambre) bajo coacción recomendación de una amiga, ilusionada yo de que tratase sobre una revuelta política. Os adelanto que es una saga mediocre tirando a mala para adolescentes, un dramón personal cansino, una forma literaria bastante simple, que sí tiene una revuelta política pero así, como de fondo y que al final la muchacha se queda con el feo y tonto (eso es lo más realista). Si tienes 15 años está ‘bien‘ (hay libros para chavalas adolescentes que quieren tocarse mejores). Encima no follan. Cuánto tienen que aprender algunos escritores de Ken Follet en ese aspecto.

También he leído (por fin) La Divina Comedia, libro pendientísimo que tenía y que en comparación con la saga anteriormente nombrada es una pequeña joya que recomiendo a todo el mundo.

Finalmente, llevo la mitad de La Conspiración de Dan Brown. Es decir, lo que llamo un ‘libro de descanso’, algo ligero que no te exprima demasiado los sesos. Considero tanto a Dan Brown como a Ken Follet autores de ‘libros de descanso’, libros para gente que no está muy acostumbrada a leer y por lo tanto no explotan al máximo tu imaginación (no como Asimov, por ejemplo, que de vez en cuando tienes que hacer una parada para imaginarte la escena), quizá por eso ambos sean autores de Best Sellers. Brown es capaz de escribir escenas más trepidantes que llamen la atención y Follet escribe libros más mediocres. Como ya he dicho antes: Que sea un Best Seller no significa que sea un buen libro.
La Conspiración está bien, no es un libro memorable, se nota que el hombre se ha gastado en investigar las tecnologías de la NASA, inteligencia y demás, lo veo con un deje algo patriótico. Seguramente la película la haría Michael Bay.

Mi siguiente parada es El Juego De Ender, otro libro imprescindible donde los haya. O eso me han dicho. Ya os contaré ¿Alguna recomendación?

Pero no les votes

A raíz de la aprobación de la Ley Sinde en el Congreso ha surgido un nuevo movimiento cuyo lema es ‘No les votes‘ en referencia a los partidos que aprobaron la misma (PSOE, PP y CiU). Básicamente están pidiendo el fin del bipartidismo. Realmente están haciendo un buen trabajo, el cual comentaré más adelante.

Si bien me parece un paso importante ya que no sólo ha unido a los ciudadanos sino que han conseguido movilizarlos, los motivos son los que no me parecen correctos. Antes de la aprobación de la ley, había bastantes razones para quejarse y pedir el fin del bipartidismo, pero no parecían suficientes. Normal, nos amenazan el porno y…

Independientemente de eso y como he comentado antes, están haciendo una labor bastante buena: han hecho un mapa de los casos de corrupción en todo el país, una pequeña enciclopedia donde informarte, este es su triptico y esta es su página.
Como bien dicen: no piden el voto a un partido específico, ni la abstención, ni el voto en blanco (que sólo agrava el problema), sino que se informen de que hay más partidos en España a los que votar.

Personalmente, tengo algo de reticencia hacia el movimiento, no sólo por su propuesta inicial a la que quizá a algunas personas les parecerá insuficiente, sino porque estoy bastante convencida de que el bipartidismo es un problema social, de mentalidad, más que político (ya sabéis, por aquello de las dos Españas). Por lo que si consiguen eliminar el poder de PPSOE, otra dualidad ocupará su lugar. La historia de siempre.

Si finalmente entre No Les Votes y Anonymous consiguen hacer un cambio en las cabezas de la gente, estoy dispuesta a tragarme las palabras. Pero hasta ahora los únicos que han demostrado algo han sido unos cientos.

 • Terrible Lie (Live) – Nine Inch Nails 

Pero no les votes

A raíz de la aprobación de la Ley Sinde en el Congreso ha surgido un nuevo movimiento cuyo lema es ‘No les votes‘ en referencia a los partidos que aprobaron la misma (PSOE, PP y CiU). Básicamente están pidiendo el fin del bipartidismo. Realmente están haciendo un buen trabajo, el cual comentaré más adelante.

Si bien me parece un paso importante ya que no sólo ha unido a los ciudadanos sino que han conseguido movilizarlos, los motivos son los que no me parecen correctos. Antes de la aprobación de la ley, había bastantes razones para quejarse y pedir el fin del bipartidismo, pero no parecían suficientes. Normal, nos amenazan el porno y…

Independientemente de eso y como he comentado antes, están haciendo una labor bastante buena: han hecho un mapa de los casos de corrupción en todo el país, una pequeña enciclopedia donde informarte, este es su triptico y esta es su página.
Como bien dicen: no piden el voto a un partido específico, ni la abstención, ni el voto en blanco (que sólo agrava el problema), sino que se informen de que hay más partidos en España a los que votar.

Personalmente, tengo algo de reticencia hacia el movimiento, no sólo por su propuesta inicial a la que quizá a algunas personas les parecerá insuficiente, sino porque estoy bastante convencida de que el bipartidismo es un problema social, de mentalidad, más que político (ya sabéis, por aquello de las dos Españas). Por lo que si consiguen eliminar el poder de PPSOE, otra dualidad ocupará su lugar. La historia de siempre.

Si finalmente entre No Les Votes y Anonymous consiguen hacer un cambio en las cabezas de la gente, estoy dispuesta a tragarme las palabras. Pero hasta ahora los únicos que han demostrado algo han sido unos cientos.

 • Terrible Lie (Live) – Nine Inch Nails 

Apophis: el asteroide que rozará la Tierra

Dejémonos de Mayas, 2012, conspiraciones extraterrestres, LHC’s explosivos y demás. Quizá la única amenaza real (y no demasiado) que pueda haber de finales del mundo se llama Apophis.

La única oportunidad

“Se ha dicho frecuentemente que si la especie humana falla en su forma de vida aquí en la Tierra alguna otra especie tomará su lugar. En el sentido del desarrollo de la inteligencia, esto no es correcto. Ya hemos agotado, o pronto lo haremos, los requisitos previos físicos necesarios, por lo que a este planeta concierne. Con el carbón agotado, el petróleo agotado, los minerales metálicos de elevada ley agotados, no hay especie, por competente que sea, que pueda dar el gran salto del desde las condiciones primitivas hasta una tecnología de alto nivel. Este es un asunto de una sola oportunidad. Si fallamos, este sistema planetario falla en lo que se refiere a la inteligencia. Lo mismo ha de ser cierto para otros sistemas planetarios. En cada uno de ellos habrá una oportunidad y sólo una”

La única oportunidad

“Se ha dicho frecuentemente que si la especie humana falla en su forma de vida aquí en la Tierra alguna otra especie tomará su lugar. En el sentido del desarrollo de la inteligencia, esto no es correcto. Ya hemos agotado, o pronto lo haremos, los requisitos previos físicos necesarios, por lo que a este planeta concierne. Con el carbón agotado, el petróleo agotado, los minerales metálicos de elevada ley agotados, no hay especie, por competente que sea, que pueda dar el gran salto del desde las condiciones primitivas hasta una tecnología de alto nivel. Este es un asunto de una sola oportunidad. Si fallamos, este sistema planetario falla en lo que se refiere a la inteligencia. Lo mismo ha de ser cierto para otros sistemas planetarios. En cada uno de ellos habrá una oportunidad y sólo una”

Irás al orfanato

¿Recordáis aquel video que os puse sobre lo mal que está masturbarse? Pues aquellos muñecos tan tétricos han vuelto a la carga:

En esta ocasión te amenazan con darte en adopción por estar viendo la televisión hasta tarde. Parece una broma pero no lo es.

Ante mi curiosidad, he estado investigando brevemente qué clase de canal podría emitir semejante atrocidad. El programa se titula los ‘Leañecos‘ y se emitía en Antena 3 (¿Por qué no me sorprende?) en verano del año 2007 a eso de la una de la madrugada, por suerte. Espero que no lo sigan emitiendo. Si llegó a verlo algún niño, actualmente debe de estar en tratamiento.

No sé que es peor: El aspecto de los muñecos, las voces que tienen, el mensaje que transmiten o la propia presentadora.

Agradecimientos a @jl_sanz que me ha pasado el vídeo.

Irás al orfanato

¿Recordáis aquel video que os puse sobre lo mal que está masturbarse? Pues aquellos muñecos tan tétricos han vuelto a la carga:

En esta ocasión te amenazan con darte en adopción por estar viendo la televisión hasta tarde. Parece una broma pero no lo es.

Ante mi curiosidad, he estado investigando brevemente qué clase de canal podría emitir semejante atrocidad. El programa se titula los ‘Leañecos‘ y se emitía en Antena 3 (¿Por qué no me sorprende?) en verano del año 2007 a eso de la una de la madrugada, por suerte. Espero que no lo sigan emitiendo. Si llegó a verlo algún niño, actualmente debe de estar en tratamiento.

No sé que es peor: El aspecto de los muñecos, las voces que tienen, el mensaje que transmiten o la propia presentadora.

Agradecimientos a @jl_sanz que me ha pasado el vídeo.

Escepticismo

Dispensen mi ausencia, he estado enferma estos días.

Con la popularidad de Eduard Punset han crecido como setas en internet cantidad de divulgadores científicos, la mayoría de ellos no son científicos (son periodistas u otra clase de comunicadores). Eso no tiene nada de malo, de hecho algunos de ellos lo hacen muy bien y otros se han convertido en gurús con grandes egos.

Esta tendencia ha parido algo malo, un dogma que deja mal a la imagen de la ciencia: el escepticismo. El escepticismo surgió como algo inofensivo e incluso algo productivo: ridiculizar las creencias absurdas de la gente. Si bien, cada uno tiene libertad de creencias, los ”escépticos” (como se hacen llamar) descubrían los timos que se aprovechaban de la ignorancia o la necesidad de creer en algo de la gente.

Hasta ahí todo bien, pero como buenos gurús, sea por popularidad o por rallar por todos lados con el tema, el uso abusivo del susodicho lo ha convertido más en un dogma que un medio para descubrir timos. Si la ciencia se caracteriza de carecer de dogmas y mantenerse al margen de todo, esta práctica mancilla su nombre. Ya sea porque te sales un poco del camino, porque prefieres tirar un poco de imaginación te tachan de magufo.

La actitud me recuerda mucho al fenómeno ‘‘fan”, cuando uno o un grupo reducido de individuos es una figura aclamada por las masas, lo que siempre acaba dando un mal manejo de ese poder que se le ha otorgado al sujeto clave y los seguidores de este siguen sin pensar todo lo que el gurú en cuestión dice. El pastor y las ovejas, muy típico del comportamiento de los humanos.