Muelas del juicio

Aprovecho que me están empezando a asomar esas piezas dentales que a la mayoría de la población nos han dado guerra alguna vez para hablar de ellas. El tercer molar o más conocido como muela del juicio es un órgano vestigial evolutivo de nuestros ancestros herbívoros  para compensar mediante la trituración de celulosa la falta de un órgano que lo digiera. Claro está que por aquel entonces la mandíbula estaba adaptada a estos fines (era más larga) y no había problema para albergar tres molares. Al convertirnos en omnívoros, ocurrió la adaptación: se acortó la mandíbula, por lo que un tercer molar ya no tendría sitio. Esto explica los dolores al salir, el desplazamiento, los problemas La aparición de las muelas del juicio en una persona suele ser en el intervalo de 18 a 25 años, pero suele estar determinado por la genética y el entorno (tipo de alimentación, el sitio que tienen para salir, etc.)

¿Hay más gente a la que le salen muelas del juicio actualmente que siglos atrás? No. Al igual que otros males del cuerpo, no se tiene tanta constancia del doloroso proceso de aparición de un tercer molar. La salud dental ha mejorado mucho en las últimas décadas (y debe seguir mejorando individualmente, ahem), tiempo atrás estos problemas no eran tan comunes ni dramáticos puesto que solía ser común la falta de una o varias piezas dentales, habiendo sitio para que salieran estos apéndices sin problemas.

La difícil localización, la falta de sitio y su forma algo diferente al resto de molares hacen que sea más difícil su limpieza y protección, lo que deriva en caries u otras enfermedades. Por eso, los dentistas suelen recomendar extirpar este cordal.

Para evitar el doloroso proceso de la extirpación de cualquier pieza dental, sería adecuado realizar una limpieza bucal óptima al menos dos veces al día, no fumar tanto o no ingerir con excesiva frecuencia alimentos como los refrescos y dulces con demasiada saturación de azúcar, como siempre recomiendan los dentistas para que no les deis trabajo. Pero como bien sabemos, no demasiada gente lo cumple. Y por eso todos tienen Mercedes.

PD: Sí, es un post de relleno, pero tenía que coger el hábito de escribir otra vez y recordaros que os lavéis los dientes que lo sufrimos los demás, guarros.

Deja un comentario