El reboot de Spiderman era lo que parecía

Tras mucho resistirme, ayer visioné la nueva película ‘The Amazing Spiderman’, reboot de la triología de Sam Raimi, que a pesar de desinflarse mucho en la última entrega, dejó el listón a la altura de lo que este superhéroe se merece.

En Sony y Marvel les ha faltado tiempo para reiniciar la saga, muy probablemente con afán recaudatorio aprovechando el impulso de las películas de los componentes de los Vengadores y el conjunto. Partían de una base muy difícil de superar: Simplemente que Danny Elfman haya dotado de una melodía para Spiderman en la saga original, lo convierte en una competición ardua. Complementese con buenos actores haciendo de villanos, una MJ aceptable que atrae a los adolescentes hormonales (y los no tan adolescentes), los tíos de Peter insuperables y aquel consejo que pasó a la historia pero nunca le dijo en el cómic. Por último, un Peter  (Tobey McGuire) que convence con su cara de pánfilo.

Ya el trailer no despertaba demasiadas expectativas, sólo otra película para adolescentes atiborrada de efectos especiales que anunciaba que era “la historia que nadie había contado”. Queda comentar, que no llega ni a las pocas expectativas que levantaba.

La historia no muestra nada nuevo; el intento de crear un misterio alrededor de la muerte de los padres de Peter es bastante pobre. El conflicto con el villano, en esta ocasión Lizard (que no se parece a Lizard), se desarrolla y resuelve en los últimos 20 minutos de la película. Actores descafeinados, a pesar de tener un buen reparto. El ritmo de la película es totalmente irregular: dedican poco tiempo a los momentos trascendentales y demasiado a las nimiedades. Hay hechos de que no pegan ni con cola y la trama no se desarrolla con naturalidad, los personajes no sufren ningún tipo de evolución.

Andrew Garfield se ha centrado más en hacer de adolescente emo que de mirarse un cómic, no queda nada natural. Por decepcionante es hasta el momento fusilado de Mirror’s Edge que dura escasos segundos. Marc Webb hizo un drama adolescente al que le ha metido a tornillo un a lagarto gigante; “Rodamos tales escenas, las pegamos, la mandamos a la productora y a cobrar“.

Para última queja, la banda sonora es de James Horner. No soy muy fan de James Horner, los parabarás repetitivos y su falta de originalidad. Hasta aquí puedo leer.

Cosas salvables: La estelar aparición de Stan Lee, como siempre; y, la razón por la que finalmente me decidí a darle un intento a la película: el maravilloso doblaje del Dr. Curt Connors (Lizard) de la mano de Peré Aquillué, que me dejó impresionada con su trabajo como Bane en Batman: The Dark Knight Rises.

2 thoughts on “El reboot de Spiderman era lo que parecía

  1. Esta entrada no podía aparecer en el mejor momento; justo se me descargó esta película ayer noche 😀

    La verdad, los actores que hacen Peter Parker y Gwen Stacy me gustan bastante y espero de ellos mucho más que el doblete de Peter Parker/Mary Jane de las películas de Sam Raimi.

    De todas formas, no es muy difícil contentarme, ya que Spiderman me encanta… así que, con que la película esté medianamente bien resuelta y las acrobacias/peleas sean vistosas, me tienen en el bolsillo xD

    • Pues mira que a mi con las películas de superhéroes me ganan fácil, pero esta no me ha hecho este tilín que me han hecho otras películas de Marvel hechas “medianamente bien”. Ya me contarás qué te ha parecido.

Deja un comentario