Spartacus: Blood and Sand. Brutal.

Confieso que cada vez que oigo el nombre de Espartaco, lo primero que me viene a la mente es aquella película de los años 60 de Kirk Douglas que pasan todas las semanas santas en Telemadrid.
Así que, cuando al preguntar por una serie en la que hubiese tíos buenos, me recomendasen ‘Spartacus: Blood and Sand‘ (Sangre y arena) me mostré algo reacia. Me daba pereza ver rollos de romanos.
Sin embargo acabé viendola y es una de las mejores decisiones que he tomado esta temporada.

Vengo con el último capítulo de la primera temporada visto (de momento no hay más), que se llama ”Matadlos a todos”, ha sido el final más épico y apoteósico que he visto en muchísimo tiempo y me ha dejado anormalmente satisfecha en cuanto a finales de temporada se refiere. Increíble. No exagero.

Lo que más llama la atención son los efectos visuales, dignos de la mismísima 300; de hecho entre el reparto estan Peter Mensah (que encarna al magnífico Doctore y que está fabuloso, nadie diría que tiene 51 años) que si así no os suena a nada, seguro que cuando os diga que es aquel mensajero de 300 que dice ”This is Madness!” se os enciende la bombilla; y también está nuestra añorada Xena, es decir Lucy Lawless.
El guión, a pesar de ser una historia más o menos conocida (si no conocéis la vida de Espartaco, mejor no la leáis y la aprendéis con la serie y así os da más intriga si cabe) es absolutamente impecable – a pesar de una muerte, con la que no estoy NADA de acuerdo-. Muy buenos actores, sobre todo Andy Whitfield, el protagonista. Y el desenlace de la temporada es magistral.

Lástima que para una segunda temporada tengamos que esperar hasta Septiembre del 2011 por problemas de salud de Andy Whitfield (el pobre ha sufrido una recaída con el linfoma que sufre desde hace unos meses), lo primero es que se recupere y luego ya disfrutaremos de él. Mientras tanto, harán una precuela de Crixus contando cómo era su vida antes de ser gladiador.

Es una serie que a pesar de que los dos primeros capítulos tardan un poco en arrancar, el resto es muy entretenido y didáctico porque está basado en hechos reales y la ambientación es totalmente fiel a la antigua Roma (de esto que iban con todo suelto por debajo de la túnica). Comento, para mentes sensibles, que es una serie bastante explícita; me refiero a tripas fuera, hectolitros de sangre y que los romanos eran unos guarretes -ya me entendéis-.

Serie que recomiendo totalmente y que esperaré con impaciencia a la 2ª temporada (si todo sale bien). Conociendo la vida que tuvo Espartaco queda guión para mínimo 2 o 3 temporadas más.

• Creep (cover) – Scala & Kolacny Brothers

Deja un comentario