Alquilando un piso en Hespañistán

En esta ocasión puedo justificar mi ausencia: Me he mudado. Sí, por sexta vez en año y medio (larga historia).

Si hacer una mudanza o alquilar un piso es una tarea compleja con varios frentes abiertos de por sí, en España es -mínimo- el doble de difícil. Nunca, jamás, se ha de olvidar el factor Picaresca Hispanistaní que intenta metertela en cuanto sea posible, +1 de bonus en la comunidad que buscaba piso: Madrid. Por el mamoneo.

En el mundo del alquiler hay dos máximas: Se sigue viviendo en la burbuja inmobiliaria y el salario medio de todo el mundo son como 3000€. Añadir a la receta algo fundamental: la gente tiene muy poca verguenza.

Veamos un ejemplo práctico: Anuncio en conocido portal inmobiliario de internet: Piso de obra nueva muy próximo a pleno centro de Madrid, bien decorado, 55m2, 550€/mes. El anuncio lo pone una agencia inmobiliaria, por lo que se asume el gasto de agencia. Al visitar el piso resulta que es un piso de 25 metros, que podría ser aceptable si no fuera porque cuenta con algo que está muy de moda: el salón-dormitorio. Lo que viene a ser que el sofá se hace cama y para el resto te apañas como puedas.

Mi pobre par de ojos han visto de todo, y no exagero. He visto gusanos en un piso por el que pedían 700€ (esto en la sierra, no en la capital), pisos de 30m2 con 3 habitaciones, maravillosos pisos reformados de 60 metros a precio razonable salvo porque la cocina es un armario sacado directamente de Cuéntame, corralas, pisos que antes eran uno normal y los han dividido en dos cajas de zapatos (la pela es la pela) y muchas otras cosas que si os ponéis a buscar en cualquier portal encontraréis.

Una vez decidido el piso, cuida de no toparte con la Comunidad de Madrid, una inmobiliaria loca o cualquier agencia de seguros. El movito: en el mejor de los casos te pedirán que el precio del piso sea el 40% de tu salario. Actualmente ya es una suerte tener un salario, pero tenerlo superior a 1000€ es que te toque la lotería. Ergo, o todos somos millonarios y no me he enterado o muy poca gente puede alquilar un piso (porque es tirar el dinero, lo mejor es hipotecarse). Añádasele posteriormente los de 3 a 5 meses de fianza, el mes de agencia, chorrocientas nóminas o si eres autónomo mínimo la declaración de la renta y el aval bancario, por supuesto.

Otra cosa de la que disfruté bastante es la actitud del comercial de la inmobiliaria, porque eso de “agente” es neolengua guarra. Ya se pueden estar muriendo de hambre, que lo están, que te tratarán como si te estuvieran haciendo un favor. Como si fueras una pata de jamón en la sabana, básicamente. El gremio chuloputesco se ha concentrado en el de los comerciales, aunque ya lo estaba, en unas concentraciones astronómicas.

Si váis a buscar un piso para alquilar, armaos de paciencia.

Deja un comentario