El Increíble Hulk

Cuando Hulk (o La Masa) fue creado no era más que un refrito de historias de sobra conocidas: Dr. Jeckyll & Mr. Hyde, Frankenstein o David y Goliath. Con el paso de los años se ha convertido en uno de los personajes más emblemáticos de la firma Marvel. Poca gente hay sobre la Tierra que no conozca al malhumorado gigante esmeralda.

Irónicamente se conoce a la dualidad Bruce Banner/Hulk como un superhéroe, cuando no es más que un hombre con un gran (y nunca mejor dicho) problema. Todos más o menos tienen claro el origen del problema de Bruce Banner: Rayos Gamma; a lo largo de diferentes colecciones, series, dibujos y películas el origen ha variado (ya sabéis, cuanto más dramático el asunto, mejor). La historia oficial es que Bruce Banner fue alcanzado por la Bomba Gamma que él mismo creó cuando intentaba salvar a un chico.
Desde entonces y por mucho que se empeñasen en la casa de las ideas de crear cualquier disparatada aventura, el personaje de Hulk curiosamente es de los que menos ha evolucionado a lo largo de su historia. No me refiero a todas las versiones e historias que ha tenido: Banner consigue sacar de su cuerpo a Hulk y lo deja correteando por ahí; un Hulk gris astuto pero menos fuerte; Banner consigue meterse en la cabeza de Hulk; Hulk expulsado al espacio y soberano de otro planeta, etc. Sino que a pesar de todos esos intentos por parte de Marvel de convertir a Hulk en algo que no es, no han tenido mucho éxito.

Como bien sabemos, la exposición a los Rayos Gamma crearon a Hulk como personificación de los sentimientos de Bruce Banner: con la genialidad de Banner (que a veces le lleva a rozar la locura) y al ser científico, se tiende más al raciocinio, haciendo que deje los sentimientos atados en el primer poste que te encuentras, súmesele el factor de que el hombre es bastante introvertido. Es probable que Hulk sea una personificación de todo eso reprimido, es un ser primario puramente emocional, eso explicaría el famoso ”Cuanto más se enfada Hulk, más fuerte es Hulk” y su fuerza es casi infinita, de hecho.

Mr. Fixit es de lo más destructor (a ”Hulk aplasta, Hulk destruye” me remito), si bien lo único que quiere es ser dejado en paz -cosa que tiene en común con Banner, pero éste quiere poder enfadarse en paz- en cada ocasión que aparece siempre hay alguien que le obliga a luchar, mayoritariamente su suegro el General Ross que lo persigue como un asunto personal y pocas veces tiene que ver con su hija Betty.
En los cómics se han hecho toda clase de Cross Overs: Hulk contra los personajes más emblemáticos de Marvel: Lobezno (al cual partió en dos como una ramita), el Capitán América, Spiderman (tampoco salió muy bien parado), Thor (muy disputada), Los Vengadores y un largo etc.

Dado su éxito como personaje de cómic, la historia del Coloso Jade ha sido adaptada en multitud de ocasiones: durante los años 70 y principios de los 80 se hicieron varias series sobre ello. La más conocida era la de un pintado de verde Lou Ferringo que lloraba cuando veía a su amada. Después pasaron los años hasta que se decidió llevarlo a la gran pantalla con ayuda de los efectos especiales por ordenador.
Siempre he pensado que Marvel llevaba al cine sus cómics para darlos a conocer entre el público llano que no leía cómics (el mundillo está bastante de capa caída), eso no explica lo maltratados que llegan la mayoría de sus personajes al cómic. Tenemos que ver una película sobre el tema con la premisa inicial de que es casi imposible que se haga una adaptación en el cine totalmente fiel de un cómic. No me preguntéis por qué.

The Hulk se estrenó en el año 2003 de la mano de Ang Lee y protagonizada por Eric Banna (en mi opinión, el Bruce Banner perfecto) con una maravillosa banda sonora de Danny Elfman. Si bien no fue un gran éxito, a mi no me parece una película tan mala como la pintan al compararla con su hermana posterior. En ésta, con detalles muy buenos simulando el cómic he de decir, se centran más en el origen de Hulk que en el tormento de Bruce Banner intentando encontrar una cura. Cierto es que el Hulk que se muestra parece un muñeco hinchable de Michelín, pero tanto el tono de verde como la expresión son más cercanos al cómic. Incluso saben relatar mejor el deseo de Hulk de ser dejado en paz por encima de ser un destructor. De hecho, de ésta versión incluso me gusta más Thundebolt Ross interpretado por Sam Elliot. Desconozco si la historia del padre de Bruce Banner aparece en los cómics originales (que me da a mi que no), dejándole sin ningún enemigo conocido en la película.

La película del año 2008 The Incredible Hulk dirigida por Louise Leterrier y protagonizada por Edward Norton tiene un enfoque distinto hacia los esfuerzos de Banner por buscar una cura mientras es perseguido -demasiado, diría yo-. En esta cinta se ve bastante menos a Hulk y se le caracteriza con un aspecto más demoníaco y brutal, con un tono de verde bastante menos oscuro. Incluso la relación entre Betty y Bruce es bastante más simple, en esta ocasión Betty no se siente contrariada por la naturaleza de Hulk y son todos felices. Durante la película se muestra la transformación del soldado Emily Blonsky en Abomination (Abominación), uno de los archienemigos de Hulk que es una versión mucho más fuerte, estable y además consciente del experimento. Personalmente, me gustó la cinta pero no es mejor que la del 2003, a pesar de ser más fiel al cómic (aunque no demasiado) me parece que está más orientada a impresionar y crear un taquillazo que a hacer una buena historia de Hulk. Pero así es el cine. Uno de los toques más característicos de la película es que se volvió a utilizar la sintonía ”The Lonely Man”, la que casi es la melodía característica de Bruce Banner.

Hace unos días se anunció que Mark Ruffalo sería Hulk en la película de The Averagers (Los Vengadores). Recemos por que no sea mucho destrozo el que hagan desde Marvel Studios.

Como curiosidad, os diré que al principio Hulk salía sólo las noches de luna llena, no cuando Bruce Banner se sentía enfadado/ angustiado ¿Creéis que si hubiera seguido así sería un personaje tan famoso y querido?

Deja un comentario