Cuando Hulk conoció a La Cosa del Pantano

Hace cosa de un mes, compré un tomo de ‘Selecciones Marvel’, en concreto el nº19 que recopila historias de El Increíble Hulk. En la portada aparecía el gigante esmeralda luchando contra Los 4 Fantásticos, así que me pareció una idea interesante.

En uno de los capítulos recopilados de la selección, el pobre Hulk es perseguido por el General Ross y el resto del ejército, escena más que habitual. En este caso, de entre las aguas de un pantano colindante emerge un monstruo verde de tamaño y fuerza similar al de la Masa, cubierto de algas al que llaman ‘Glob’.
A lo largo del número se relata la historia del hombre que anteriormente fue Glob: Un hombre llamado Joe Timms se escapa de la cárcel decidido a buscar a su amada, durante la huída se tira a un pantano donde se han vertido varios residuos radiactivos. Timms muere ahogado y con el tiempo, Glob toma forma y finalmente emerge de entre las fangosas aguas. Suena la historia ¿Verdad?

Glob, que recuerda retazos inconexos de su antiguo ser, sigue decidido a buscar a su amada. Ahí es donde se encuentra con Betty Ross, la sufrida novia de Bruce Banner, le recuerda a la mujer de su vida y se la lleva (muy King Kong el asunto). El resto no os lo cuento, lo tendréis que descubrir. Pero es una buena historia y termina con un Hulk triste.

Lo cierto es que las similitudes entre Glob y La Cosa del Pantano creada por DC son demasiado evidentes, a pesar de las diferencias anatómicas. Quizá en Marvel pensaron que al haber pasado 20 años de la creación de DC nadie se daría cuenta y el personaje tendría el mismo éxito que en su día tuvo La Cosa del Pantano que en los años 80 fue un verdadero fenómeno de masas, incluso Wes Craven hizo una película de bajo presupuesto aprovechando el tirón sin resultados demasiado buenos.

El personaje de Glob ha aparecido como personaje secundario en repetidas ocasiones bajo diferentes identidades anteriores. Apareció recientemente en un número de ‘Deadpool: Merc With A Mouth’ en el que les persigue por varias realidades alternativas. El resto también son apariciones anecdóticas.

 • Cheris – ILS

Deja un comentario