¿Por qué España no puede imitar a Islandia?

Con el lío de Bankia, en el que se van a invertir miles de millones de dinero público o quizá se nacionalice, mucha gente está pidiendo que se dejen quebrar los bancos, a los que se les ha inyectado muchísimo dinero público. Recordemos que el Banco Central Europeo opera con el dinero público de los europeos.

Se pueden dejar caer los bancos, sería la mejor solución para todos, pero a riesgo de que el pueblo pierda sus ahorros ¿Estarían todos y cada uno de los habitantes de España dispuestos a arriesgar sus cuentas? Lo dudo.

La explicación es muy sencilla: España no es Islandia. Ni de lejos.

Muy cierto es que Islandia se vio devorada por la crisis por que ellos sí que vivieron por encima de sus posibilidades, por decirlo de alguna manera: pedían créditos para todo: coches, casas de verano, más coches, cualquier producto de consumo; la avaricia les pudo, y tuvieron que dejar caer a los bancos (eso ha de quedar muy claro) porque no tenían más remedio. En España, en parte, también fue así, todos conocemos un hipotecado que está en apuros o al que ya le han quitado la casa, la gente no miraba lo que firmaba: ¿Hipotecas a 50 años a 800€ mensuales? ¡Tengo trabajo, puedo hacerlo!” y llegó el paro. A nuestro pesar, las diferencias sociales cuya base es educacional son abismales; para empezar, la densidad de población es muy distinta: de 300.000 habitantes a 47 millones, algo que es un gran obstáculo a la hora de organizar cualquier tipo de movimiento. En Islandia donde protestar también está mal visto, el movimiento de protesta comenzó con menos de 20 personas y la gente se solidarizó con esta causa porque era común.

Aquí, tenemos eterno el problema de las “dos Españas”, la neolengua del “protestante = perroflauta“, “vivisteis por encima de vuestras posiblidades” (cuando la gente pretendía optar a una vivienda en propiedad, en parte) y el antiguo pero nunca pasado de moda “todo por España“, hay que sacrificarlo todo por la patria, mientras los Gobiernos y los bancos están jugando al “marica el último que se llene los bolsillos“. La sociedad española nunca llegaría a protestar unida de tal manera que reclamaría un referéndum o algún tipo de voto democrático, a pesar de que se estén tomando medidas aberrantes y violando la Constitución cada vez con más frecuencia. Aquello de “el pueblo unido” aquí no existe.

Quizá, la diferencia más importante es: En el muy improbable caso de que el Gobierno no rescatase a los bancos, lugar donde se van a enchufar ellos tras vaciar las arcas del Estado y por referéndum se les dejase caer, el Gobierno no puede respaldar los ahorros de los ciudadanos. Actualmente, las reservas del Banco de España y el Fondo de Garantía de Depósitos están completamente vacíos, no hay ningún tipo de respaldo para los depósitos civiles a nivel nacional, se tendría que recurrir a la Unión Europea que no tiene porqué rescatar a un país tan grande como España (el Fondo de Rescate tampoco está para tirar cohetes).

Otro de los probables casos es que la gente sacase el dinero de los bancos en masa. MAL. Se crearía un “corralito“, los bancos cerrarían el acceso al dinero.

Tema a parte: Gente de otros países y chanchullos que tengan el dinero en bancos Españoles ¿Quién le devuelve su dinero en el caso de la quiebra de éstos si el Gobierno no puede ni garantizar lo propio? Islandia ya ha pagado su deuda con estos países ¿Podría España hacerlo a corto plazo?

Y por último y no menos importante: Gobierno que no se toma nada en serio. En Islandia, en un primer momento, el Gobierno (me vais a perdonar la expresión) puso los cojones sobre la mesa y apechugó con lo que había que hacer. Luego hicieron la pirula aquella de negociar la deuda con Europa en secreto, cosa por la que la justicia se hizo cargo (¿Os suena algo de esta frase que en España no funciona?). Aquí se escurre el bulto y que el problema se lo coma otro, generalmente los ciudadanos. ¿Que quiebra un banco? Se rescata con dinero público recortado de servicios básicos muy importantes. Gobierne el partido que gobierne nunca harían lo mejor para el ciudadano, sino lo mejor para sus intereses y para quedar bien con Europa.

La Justicia no funciona. Remontémonos a la trama Gürtel, al caso Campeón, a la fiestas chachis del Rey, a la investigación de los Crímenes del Franquismo ¿Qué tienen en común? Por arte de magia la pruebas desaparecen y todos absueltos. Si saliera a la luz todas las tramas de corrupción hechas con dinero público, no sólo por parte de figuras de autoridad sino también de los bancos ¿Se encarcelaría a alguien?

Por eso, pedir que se dejen caer los bancos es algo casi utópico en este país.

Deja un comentario