Movimientos revolucionarios que duran medio asalto

Hace un par de días, leía un artículo en el que se comentaba que todos los movimientos “revolucionarios” conocidos a lo largo y ancho del mundo (Anonymous, 15-M, Occupy), habían caído estrepitosamente en el olvido. Independientemente de si eso les interesa a los Grandes Hermanos o no, una de las causas que proponen del inminente fracaso de este movimiento es la descentralización; que no se hayan fijado unos ideales claros (como en el 15M) para demandar cambios o que no se haya definido ningún tipo de líder o lideres que den la cara.

No creo que el movimiento asambleísta sea algo malo, hay muchos otros sistemas que funcionan así, la diferencia radica en que no se hace una comuna de vecinos donde sólo se llega a un montón de ideas enmarañadas y contradictorias, sino que en las asambleas asisten figuras representativas de determinados colectivos. Muy teóricamente, la democracia actual funciona así, pero hemos visto que se corrompe con facilidad.

¿Qué falla entonces? El ideal portado de una figura. Los movimientos que han persistido en el tiempo tenían un ideal y se le podía poner una cara, no era abstracto, la mente humana necesita identificarse con algo: si pensamos en comunismo nos viene a la mente Karl Marx, si pensamos en fascismos varios siempre se nombran a los mismos personajes. Estos términos vienen muy bien definidos en la figura que utilizan Anonymous: Guy Fawkes, pero no han sabido aplicarlo.

La metodología es errónea ya que no se quieren cometer errores pasados, por ello no se toma ningún ejemplo anterior. No hay nada inventado, así que se deberían estudiar ejemplos del pasado que sí triunfaron, a pesar de que la sociedad haya cambiado drásticamente. Son movimientos obreros en una sociedad egoísta.

Glorioso anuncio para alentar a las científicas

Igual a más de uno os ha reventado el ironicmómetro con lo de “glorioso”. La UE se ha cubierto de gloria rodando este vídeo que me ha llegado como “sugerencias” de Youtube, para impulsar a todas aquellas muchachas que siempre quisieron ser Barbie ahora quieran ser Barbie Científica. Y el mejor cebo que han utilizado para llamar la atención de todas las futuras premios Nobels es… COSMÉTICOS.

Quizá, lo más ofensivo es que esté rodado con dinero público, sí, el vuestro también. Os dejo la pieza:

Me hace pensar que el cerebro de este anuncio, la última vez que vio un laboratorio fue en una película porno.
Pero claro, a mí no me miréis, sólo soy una chica, hahahá.

Ciberego y redes sociales

Hace poco, descargué Seesmic Desktop 2, un cliente de Twitter para escritorio (me gusta teneros controladitos). Debajo de cada tweet viene un medidor de Klout, como más o menos sabía lo que era pero me metí a ver de qué se trataba. Para el que no lo conozca, Klout es un servicio que te permite enlazar todos tus blogs, webs, redes sociales y demás para medir el nivel de influencia que tienes sobre determinados temas. La premisa inicial es buena: si buscas sobre determinados temas, por ejemplo “ciencia”, te llevará a los perfiles con más relevancia sobre el tema.

Por desgracia, al parecer la gente necesita medir su autoestima de alguna manera que en ocasiones roza lo enfermizo: en Twitter mediante el número de followers, en Facebook mediante el número de amigos, en LinkedIn de una manera parecida a Facebook, en Foursquare desbloqueando sitios, etc. Miréis a donde miréis en internet siempre hay una manera de medir el ego de la gente: Steam, Xbox Live, foros, blogs e incluso según el ordenador o el teléfono móvil que tengas.

Es una lástima que estos servicios se usen como medidores de ego, es casi inevitable encontrarse a alguien que se cree la diva (en genérico) de la red social. Si se usasen adecuadamente, con el propósito con el que fue pensado en un principio, serían servicios extremadamente útiles. Hay gente, poca pero que merece la pena tener como contactos, que le dan un uso responsable y “humilde” (por decirlo de alguna manera) a sus perfiles.

¿Qué lleva al usuario medio a caer tan fácilmente en esta locura de ciberego? Algún experto diría que insatisfacción en la vida, infelicidad, etc. Puede ser, pero no creo que sea el motivo general. Puede que sea una meritocracia mal entendida, un problema educativo, una necesidad constante de aprobación por la sociedad que se nos enseña a buscar desde pequeños. No es sólo que la gente sea idiota, pues he visto gente inteligente caer en las garras de lo mismo. Es buscar la aprobación, el éxito que tanto te venden a lo largo de tu vida, la ilusión de satisfacción o plenitud que tanto ansía el ciudadano medio y que no llena con otros objetos o “logros”.

Creo que todo eso se resumiría en el ansia de poder, del estar por encima de los demás, que tanto caracteriza al ser humano.

El final de House

Acabo de terminar la octava y última temporada de House, donde se le daba una conclusión al personaje. A primera instancia, no me ha dejado demasiado impresionada. El final mejora el ritmo que empezó a decaer hacia la mitad de temporada, donde los capítulos se vuelven casi iguales (ahem), cosa que suele ocurrir habitualmente en esta serie pero con un ritmo más bajo aún.

¡ATENCIÓN: Spoilers varios!

Comencemos por el principio: House sale de la cárcel, por motivos que ya atisbamos en el final de la séptima temporada cuando Cuddy se marcha, la lía parda. Durante los siguientes capítulos ocurre lo previsible: sale con la condicional, recupera el servicio, reensambla un equipo con nuevas incorporaciones y recupera a Wilson. Detalle peliagudo: Ahora Foreman es el director de hospital.

Esta temporada ha llevado una línea bastante previsible disfrazada de cliffhanger (giro inesperado de guión), aunque en algunos capítulos sigue dejando buen sabor de boca. Hacia la mitad de la temporada se intenta remontar un poco el ritmo, sucede el apuñalamiento de Chase, con una comisión de investigación y todo muy descafeinado.

Hago una breve seña al hecho de que para un procedimental, ocho temporadas que mantener son muchas, los guionistas han ido haciendo un buen trabajo para mantener la serie como una de las mejores que permanecían en antena actualmente. Es fácil que nos deje un poco vacíos el final de House, sobre todo, teniendo en cuenta que su pico fueron la 3ª y 4ª temporadas. Conociendo esto, los guionistas intentaron desarrollar una trama similar.

Hubiera sido un final más dulce si hubiera tomado el rumbo del capítulo 16: Wilson descubre que tiene un hijo, House descubre que puede tener una vida con Dominika, etc. Sin embargo, se ha optado por algo más dramático: Wilson sufre un cáncer incurable (oh, la ironía) y House muere pero no muere. Nadie lo esperaba, nadie se sorprende. Se han tirado mucho de los giros de guión pero siempre, de una manera un tanto predecible. Cada persona a la que le he comentado que había visto el final, me preguntaba lo mismo: “¿Al final muere?”, por lo autodestructivo que todos conocemos del personaje.

“Everybody Dies” (8×22), probablemente no sorprenda a nadie. Se ha intentado utilizar la misma premisa que se utilizó en uno de los mejores capítulos de toda la serie: La Cabeza de House (House’s Head, 4×15) y El Corazón de Wilson (Wilson’s Heart, 4×16), en el que House indaga en su propio cerebro, personificando su conciencia condimentado de casos sin mucho interés. No se logró conseguir el mismo efecto, puede que por estar demasiado utilizado. Sin embargo, la historia de la amistad de House y Wilson pueda que sea una de las mejores desarrolladas, profundas y completas de la historia de las series de la televisión y le da un final digno. Pena que al resto de la serie no.

Atentado de diseño para Londres 2012

(Rescates aparte) Estoy bastante orientada al diseño, pero después de ver el logotipo creado para los Juegos Olímpicos de Londres 2012 creo que hasta a alguien sin el más mínimo sentido de la estética le sangrarían los ojos al presenciar tal atrocidad. Hasta un niño de preescolar dibujaría algo mejor con sus ceras blandas. ¿Qué estarían pensando los responsables de la candidatura al presentar tamaño insulto a la vista? Y peor, ¿Qué pensaban en el COI al no exigir un cambio de logo?.

Os dejo el regalito:

Será mi mirada sucia, pero veo una mujer de rodillas y… bueno, ya imagináis por dónde van los tiros.

PD: No hace falta que me recordéis, la atrocidad que presentó Gallardón la última vez.

 

Finale de la 4ª de Fringe

¡Spoilers a la vista!

Acabó la cuarta temporada de Fringe y a pesar de que la historia de la desaparición de Peter no me hacía demasiado tilín, han sabido hacer que durante la mayoría de la temporada, y como es costumbre, te quedes con el culo torcido. Puede que no haya sido de las mejores temporadas de la serie, pero han sabido seguir manteniendo el listón muy alto, a pesar de su “defraudante” (como algunos califican) o floja conclusión.

Habían empezado a guiar la trama por senderos muy interesantes (¿Quién no se ha quedado que se subía por las paredes con el final del 4×13?) y se habían empezado a atar bastantes cabos. Fringe es una serie de la que están sacando menos de lo que deberían; no sólo en la serie por sí misma, sino porque se podrían haber hecho campañas virales brutales en relación a los temas que se tratan. Podría haber sido un final de temporada, de supuesto final de serie apoteósico, sin embargo han ido a cerrar por lo obvio. Todo encaja pero no de la manera tan maravillosa que esperábamos, que nos dejase como el final de una película de Nolan como las otras temporadas, no hace que digas “quiero más”, porque ese es el punto y final que los guionistas querían darle y que a la gente no le ha gustado.

Es probable que se haya forzado demasiado: el resultado de 3 temporadas y media de agónica historia sobre el amor de Peter y Olivia, que se vió resuelto en un encontronazo con el Observador. De golpe y plumazo, una mujer que no recuerda de nada a Peter con todas las alteraciones de la línea temporal que eso supone, vuelve a ser la mujer que no existe en ninguna línea temporal porque Peter tampoco existe en ninguna. A parte de lo poco pensado de la idea, ni siquiera tiene el encanto cientificoide que traía, no tiene una desarrollo lógico fundamentado. Lo hizo un mago, nos han tomado por tontos porque no quedaba tiempo y eso es lo que nos decepciona.

Seguimos, con las chapuzas: que Olivia, hasta arriba de Cortexiphan provoque todo lo que Belly quiere, es, casi insultante. Más, sobre todo por lo ocurrido en el final, así, solucionado mal y en 5 minutos. Por no hablar de que William Bell resucite de un capítulo para otro, que resulte ser el malo malísimo que está detrás de todo, que cambie de personalidad y de pelo totalmente, y que además, su plan sea algo chufoso, puede hacer que te ofendas fácilmente si te paras a pensarlo.

Algo que ha mejorado indudablemente a lo largo de las temporadas: el magnífico John Noble, un Walter que salva la serie a pesar de las circunstancias y hace que te quede buen sabor.

Se muestra un micro-resumen de lo que ocurrirá en la quinta temporada, esperemos que no siga la misma línea que esta finale y que JJ. Abrams consiga, por primera vez, dejar un final de serie digno de su altura. QUE YA ES HORA, COJONES.

Probando Windows 8

Ya ha salido la beta abierta de Windows 8 tanto para desarrolladores como para usuarios (los que quieran tocar). Que se puede descargar e instalar con suma facilidad aquí.

En un principio, el SO está orientado para tablets, lo cual explica muchas opciones de las que nos podemos encontrar. Microsoft ha intentado hacer un punto medio entre el estilo metro creado para Windows Phone y un Windows 7 algo simplificado. El resultado, a mi modo de ver, necesita varios pulidos para atraer la atención del público medio. Sobre todo, teniendo a Apple como duro competidor, que se lleva todo el mercado de usuario promedio de tablet (aka. no toques), el usuario al que le gusta toquetear seguirá usando tablets Android, por muy ahogadas que vayan.

Windows 8 ha traído mejoras importantes además de ser totalmente compatible con todas las aplicaciones de Windows 7. Cabe destacar el inicio tan tremendamente rápido que realiza; muchos de los usuarios se preguntaban si realmente el ordenador se apagaba del todo para iniciarse de esa manera. Para el que disfrute el panorama de Windows Phone, Windows 8 incorpora una funcionalidad muy parecida para el menú, muy bien orientado para tablets.

En cuanto a desarrollo: Visual Studio, Blend y complementos, bastante desastroso. Estoy trabajando con estas aplicaciones y tienen muchos fallos, rapidez y accesibilidad que mejorar. Falta la pregunta: ¿Quién usaría Visual Studio en un tablet? Nadie, pero la versión actual de descarga está principalmente destinada a desarrolladores que lo instalan en sus ordenadores, plataforma para la cual también pretenden lanzar la versión final.

Por la experiencia que he tenido, Windows 8 presenta conceptos muy interesantes, pero en algunos aspectos está mal orientado o falta mucho por pulir antes de que se empiece a implementar en dispositivos comerciales, que espero, se solucionen en la Relese Preview. No voy a entrar en el tema de lenguajes de desarrollo, porque me quedaría un post kilométrico, únicamente comento que puede que no sea la opción más adecuada para un sistema operativo.