¿Blogger o WordPress?

Siempre la misma pregunta. Qué sinvivir.
Como podéis ver, he cambiado plantilla caribeña que tenía y cabecera por algo más simplista y serio. Obviamente me ha quedado una putamierda.
Estoy planteandome seriamente volver a mudarme a Blogger, el servicio de blogs de Google. Vine a WordPress atraída por su ”profesionalidad” porque en aquellos tiempos Blogger era una chapuza con todas las letras (estamos hablando de hace 3 años). Sin embargo, en WordPress si no tienes dominio propio o no pagas, no puedes hacer absolutamente nada: ni añadir plantillas, ni editar el CSS ni añadir ningún tipo de Widget, pero la gota que ha colmado el vaso ha sido la prohibición de los plugins en Wordprees (por aquello de que hacen agujeros de seguridad, en lugar de arreglar el código, los prohiben).
Lo malo: en Blogger no tengo estadísticas, es decir que básicamente estoy ciega al no poder ver nada de lo que ocurre en mi blog y la edición de entradas es bastante ”básica”.
Aún lo tengo que pensar y consultarlo con un par de personas, con WordPress estoy contenta en el aspecto de las entradas, pero la personalización deja bastante que desear. Si tomo una decisión, tendré que exportar todo otra vez (se pueden perder cosas). Prometo avisar.

Deja un comentario