4 años

Hoy no es exactamente el día, pero si no escribo ahora me voy a olvidar

Este blog cumple cuatro añazos -qué vieja me siento-, como los vértices de un cuadrado. Y aunque al principio escribiera chorradas (fue una edad muy mala) y no tuviera ningún tipo de fe en la supervivencia del mismo, aquí estamos aguantando el tirón. Este blog significa muchas cosas: mi evolución como persona, una pequeña huella en la historia de internet, para algunos un medio de información, mi historia básicamente (aunque ya no tanto por el tono más impersonal que estoy usando). No me voy a andar con estadísticas y balances anuales (eso debí hacerlo en fin de año y francamente, no me gusta andar diciendo ”mis post más visitados son…”, ”las visitas han decaído o aumentado un tanto por ciento”) al que le interese, se lo digo encantada en privado.

Así que me gustaría darles  las gracias, infinitas, a todos los que me leyeron y comentaron alguna vez, a los que lo siguen haciendo, a todo el que cada vez que decía ”tengo que postear, pero me da pereza” me animó a hacerlo, a los que me linkearon y más cosas que seguramente no recuerde.

No puedo determinar cuánto tiempo seguirá vivo este blog. A medida que mis estudios se complican y también mis entrenamientos, mi tiempo libre y sobre todo, mi tiempo para investigar y recabar información para hacer una entrada más o menos digna tiende a cero. Pero hasta ahora siempre he podido sacar tiempo de donde no había para postear algo, incluso cualquier chorrada, para que no decayese el blog.

Muchas gracias a todos.

Deja un comentario