Ibais a por el triplete y os dieron por el ojete

Desde el inicio de mi mudanza han pasado bastantes cosas: los Premios Oscar (indignadísima me hallo por no darle el mejor guión a Distrito 9), el capítulo de Lost de esta semana, el bombardeo a Rosa Díez por bocazas; pero lo que me ha hecho salir de mi cueva y me ha impulsado a postear sin haber solucionado mis problemas técnicos, ha sido un hecho maravilloso que ocurre por sexto año consecutivo: La eliminación del Madrid de la Champions.

Evidentemente, no vendría a mofarme si no fueran tan chulos ”les metemos 3-0”, ”nos los comemos”, ”este año fregamos el suelo con el Barça”, etc, etc; o si no se hubieran mandado la grandísima cagada de gastarse 300 millones + maletines en un equipo de barbies que no saben jugar, sólo hacer faltas. Os está bien empleado. Chorreo.
Poco os ha durado el ”Somos líderes” que he tenido que escuchar por una semana y ahora os toca llorar y exigir la dimisión de del pobre Pellegrini, que no tiene culpa de nada.
Esto prueba, una vez más, que por muy sobornados que estén los árbitros o por muy subjetivos que sean y que por mucho comprar estrellitas, si no se juega al fútbol de verdad y se es un equipo de verdad, no se gana. Ni Copa, ni Champions.

Vava, un chiste:
– ¿Cuál es la película que hace llorar a los madridistas?
– EL Rey Lyon.

😀

Deja un comentario