Ayudando a investigar el cáncer

Cancer Research UK ha traído una sencilla propuesta para que todo el mundo pueda aportar algo de su parte para aligerar la investigación contra el cáncer. Se trata de Cellslider una página de la iniciativa Zooniverse en la que te ponen imágenes de muestras tomadas y mediante unas sencillas preguntas, identificar lo que hay en ellas (previamente te hacen una explicación de lo que es cada cosa). No hay que preocuparse si se hace mal o bien en determinadas ocasiones, ya que son las clasificaciones de muchas personas. Básicamente se ayuda a descartar las muestras que no valen, cuales son las importantes y cuales no lo son tanto. Incluso puedes ver tu progreso.

Eso sí, hay que saber inglés, pero se entiende fácil. Lamentablemente en entornos hispanohablantes estas ideas están a años luz de ser posibles.

Cellslider es una fantástica propuesta para todo el mundo, no sólo para ayudar a clasificar el desbordamiento de datos que tienen los investigadores , sino para los estudiantes, que aprendan a diferenciar las células en un entorno de microscopio y no en los dibujos del libro o las impresionantes fotos que ponen de los microscopios de electrones.

¿Conocéis alguna propuesta similar?

 

 

Diseñar no es fácil

Llevo un par de horas intentando empezar (o terminar) un diseño decente y no hay manera.

Aunque el sentido del diseño sea meramente estético y no se respete demasiado, diseñar no es tan fácil como lo parece y en último término es lo que vende, no sólo por lo bonito sino por lo práctico de su uso (lo que sería la experiencia de usuario). A pesar de que actualmente en los diseños web, por poner un ejemplo, la originalidad brille por su ausencia, hay algunos que destacan.

Lo difícil del diseño es que lo bonito, el golpe de gracia, reside en los detalles, que son difíciles de cuadrar hasta que parezca perfecto. Un detalle mal puesto puede afear toda la página. Elegir los elementos detallistas adecuados y la combinación armoniosa de ellos es el trabajo de verdad del diseñador, no poner una textura de fondo o hacer un logo bonito en Photoshop.

Uno no sabe las horas que se ha de invertir en un determinado diseño hasta que se pone a ello, algo de lo que la gente no es muy consciente, incluso los propios desarrolladores. Parte de culpa del desconocimiento generalizado que hay en un diseño es culpa de los propios diseñadores; la mayoría de los sitios de internet dedicados al diseño se dedican a hacer recopilaciones masivas de diseños, tutoriales, etc; además de ser una comunidad bastante individualista. Por lo que acaba pareciendo todo lo mismo. Los diarios de desarrollo, por ejemplo, en muchas ocasiones muestran las miles de horas de trabajo de modeladores, diseñadores y desarrolladores de conceptos.

Así que, cuando abras una aplicación para móvil, una página web, veas una revista o juegues a un videojuego, fíjate en todos esos detalles que los diseñadores han puesto, después de muchas horas e intentos, para que el cículo de desarrollo esté completo. Piensa que el resultado de un buen diseño es la suma de muchos que acabaron en la papelera.

Total Recall no tiene nada que ver con Total Recall

En Hollywood faltan ideas… o guionistas originales, por lo que el año pasado decidieron tirar de remakes. Si bien, se pusieron a deshonrar todos los clásicos sagrados de Arnold Schwarzenegger que pudieron, empezando por (aunque aceptable) Conan, decidieron continuar por Desafío Total.

Para los que crecimos con estas películas de Arnie, era un hecho inaceptable y pusimos en su momento el grito en el cielo. Más indignación fue ver que el protagonista, el que pretendía competir con las expresivas caras de nuestro mastodonte austriaco era Collin Farrell, un actor que no tiene un palmarés nada significativo. Cabe comentar, que el resto del reparto equilibraba la balanza (ver a Biel y a Backinsale dándose de hostias puede molar) y Bryan Cranston lo merece.

Por mero aburrimiento y curiosidad, decidí visionar el film, que para mi asombro tiene poco o nada que ver con la película original y que dista bastante del relato de Philip K. Dick en el que están basadas ambas películas (‘We Can Remember It For You Wholesale‘). Para no hacer ningún spoiler comentaré que la única semejanza total que hay es la tía de las tres tetas.

Algo que sí me ha resultado muy familiar ha sido la estética de fusión futurista con la tradicional asiática de la ciudad que a muchos les sonará de… (venga, que lo adivináis) exacto: Clavado, fusilado, violado de Blade Runner. No es excusa que estén basadas en novelas del mismo director.

A pesar de la poca similitud entre ambas, sí comparten algo: Son entretenidas, del nivel de vérsela un viernes por la noche. En resumidas cuentas no me ha parecido una mala película: Los efectos especiales son más que decentes, la trama a pesar de algún agujero, es sólida, no tiene tanto tufillo a cutre como en una película de los 90 al azar; y el reparto, Collin Farrell incluido (no me volveréis a ver decir esto) dan la talla, se nota que la caña que le dieron de entrenamiento para SWAT le ha servido de algo. Para pasar el rato es una película recomendable.

Dato a valorar: El “Considéralo el divorcio” sigue sin mancillar.

El reboot de Spiderman era lo que parecía

Tras mucho resistirme, ayer visioné la nueva película ‘The Amazing Spiderman’, reboot de la triología de Sam Raimi, que a pesar de desinflarse mucho en la última entrega, dejó el listón a la altura de lo que este superhéroe se merece.

En Sony y Marvel les ha faltado tiempo para reiniciar la saga, muy probablemente con afán recaudatorio aprovechando el impulso de las películas de los componentes de los Vengadores y el conjunto. Partían de una base muy difícil de superar: Simplemente que Danny Elfman haya dotado de una melodía para Spiderman en la saga original, lo convierte en una competición ardua. Complementese con buenos actores haciendo de villanos, una MJ aceptable que atrae a los adolescentes hormonales (y los no tan adolescentes), los tíos de Peter insuperables y aquel consejo que pasó a la historia pero nunca le dijo en el cómic. Por último, un Peter  (Tobey McGuire) que convence con su cara de pánfilo.

Ya el trailer no despertaba demasiadas expectativas, sólo otra película para adolescentes atiborrada de efectos especiales que anunciaba que era “la historia que nadie había contado”. Queda comentar, que no llega ni a las pocas expectativas que levantaba.

La historia no muestra nada nuevo; el intento de crear un misterio alrededor de la muerte de los padres de Peter es bastante pobre. El conflicto con el villano, en esta ocasión Lizard (que no se parece a Lizard), se desarrolla y resuelve en los últimos 20 minutos de la película. Actores descafeinados, a pesar de tener un buen reparto. El ritmo de la película es totalmente irregular: dedican poco tiempo a los momentos trascendentales y demasiado a las nimiedades. Hay hechos de que no pegan ni con cola y la trama no se desarrolla con naturalidad, los personajes no sufren ningún tipo de evolución.

Andrew Garfield se ha centrado más en hacer de adolescente emo que de mirarse un cómic, no queda nada natural. Por decepcionante es hasta el momento fusilado de Mirror’s Edge que dura escasos segundos. Marc Webb hizo un drama adolescente al que le ha metido a tornillo un a lagarto gigante; “Rodamos tales escenas, las pegamos, la mandamos a la productora y a cobrar“.

Para última queja, la banda sonora es de James Horner. No soy muy fan de James Horner, los parabarás repetitivos y su falta de originalidad. Hasta aquí puedo leer.

Cosas salvables: La estelar aparición de Stan Lee, como siempre; y, la razón por la que finalmente me decidí a darle un intento a la película: el maravilloso doblaje del Dr. Curt Connors (Lizard) de la mano de Peré Aquillué, que me dejó impresionada con su trabajo como Bane en Batman: The Dark Knight Rises.

Muelas del juicio

Aprovecho que me están empezando a asomar esas piezas dentales que a la mayoría de la población nos han dado guerra alguna vez para hablar de ellas. El tercer molar o más conocido como muela del juicio es un órgano vestigial evolutivo de nuestros ancestros herbívoros  para compensar mediante la trituración de celulosa la falta de un órgano que lo digiera. Claro está que por aquel entonces la mandíbula estaba adaptada a estos fines (era más larga) y no había problema para albergar tres molares. Al convertirnos en omnívoros, ocurrió la adaptación: se acortó la mandíbula, por lo que un tercer molar ya no tendría sitio. Esto explica los dolores al salir, el desplazamiento, los problemas La aparición de las muelas del juicio en una persona suele ser en el intervalo de 18 a 25 años, pero suele estar determinado por la genética y el entorno (tipo de alimentación, el sitio que tienen para salir, etc.)

¿Hay más gente a la que le salen muelas del juicio actualmente que siglos atrás? No. Al igual que otros males del cuerpo, no se tiene tanta constancia del doloroso proceso de aparición de un tercer molar. La salud dental ha mejorado mucho en las últimas décadas (y debe seguir mejorando individualmente, ahem), tiempo atrás estos problemas no eran tan comunes ni dramáticos puesto que solía ser común la falta de una o varias piezas dentales, habiendo sitio para que salieran estos apéndices sin problemas.

La difícil localización, la falta de sitio y su forma algo diferente al resto de molares hacen que sea más difícil su limpieza y protección, lo que deriva en caries u otras enfermedades. Por eso, los dentistas suelen recomendar extirpar este cordal.

Para evitar el doloroso proceso de la extirpación de cualquier pieza dental, sería adecuado realizar una limpieza bucal óptima al menos dos veces al día, no fumar tanto o no ingerir con excesiva frecuencia alimentos como los refrescos y dulces con demasiada saturación de azúcar, como siempre recomiendan los dentistas para que no les deis trabajo. Pero como bien sabemos, no demasiada gente lo cumple. Y por eso todos tienen Mercedes.

PD: Sí, es un post de relleno, pero tenía que coger el hábito de escribir otra vez y recordaros que os lavéis los dientes que lo sufrimos los demás, guarros.

Megathon de Windows 8 en Madrid

Este fin de semana, se ha celebrado el hackaton preparando la salida de la store de Windows 8. Para el que no lo conozca, es un evento que consiste en crear una aplicación en un fin de semana por equipos, que se presenta y el jurado elige la mejor de la ciudad. A la semana siguiente el jurado se vuelve a reunir para presentar las mejores aplicaciones de cada ciudad. El equipo ganador, este año, conseguía un viaje a Redmond para conocer el campus de Microsoft con gastos pagados.

Tuve una experiencia nada grata con el SDK de Windows 8 hace un par de meses cuando presenté tres aplicaciones a los Excellence Labs (pasaron la certificación, pero como no se vive del aire, no las voy a publicar), así que no pensaba presentarme. Sin embargo, Rodrigo Díaz y Ricardo Acosta formaron equipo con un proyecto interesante, así que porqué no ayudar y ser testigo de algo que podía ser muy bueno. Había sido testigo con anterioridad de lo que eran capaces cualquiera de los dos:

De Rod, he visto y he oído bastantes pruebas de que es casi un personaje mitológico del código, es terriblemente hábil y pasa todo el día programando, así que la prueba de resistencia que suponía el Megathon no iba a ser un trabajo demasiado extremo.

Con las sorprendentes habilidades de Riquito no estoy tan familiarizada, he podido comprobar que es muy bueno y productivo en su trabajo como diseñador/ modelador (da buenos frutos y los da con rapidez), pero sobre todo, es terriblemente tenaz y con una creatividad desbordante, por esas cualidades estoy segura de que no le irá mal (siempre que la burocracia española y Hacienda no lo impidan) en su nuevo proyecto Mr. Roboto Game Studio.

En cuanto a mí, fui a aligerarles la carga de trabajo lo que podía conociendo mis limitaciones, ya que al fin y al cabo, llevo en el entorno de desarrollo/ diseño algunos meses, desde que pude tener acceso a un pc (cortesía de Rod).

El proyecto se nombró a la primera, se estructuró a la primera y se cumplió satisfactoriamente. Se trata de un videojuego arcade en el que vas recolectando los avatares de tus followers de Twitter que twitteaban con el hastag #hackw8. Manos a la obra y tras oírse muchas veces la pregunta “¿Nos dará tiempo?” finalmente el sábado a última hora estábamos convencidos. Debo destacar el esfuerzo titánico que hicieron cualquiera de los dos, que no fue coser y cantar aunque cualquiera de los dos esté curtido en el campo de los videojuegos para dispositivos táctiles. El resultado se llama Follower Catcher y lucía tal que así:

La presentación se encargó de hacerla Riqui con su característica alegría, la cual hizo hasta que el proyecto pareciera mejor de lo que era todavía, Rod usaba sus habilidades de gamer para la demostración. La gente quiso escuchar la breve pero genial banda sonora que hizo Riqui antes de que llegaramos nosotros con su iPad.

El resultado final (y para mí injusto, y no porque ande implicada en ello): Segundos. Habíamos empatado en puntuación con otra aplicación y el jurado decidió darle preferencia a la otra, no por nivel sino por intentar “ser justos” (me lo vais a perdonar pero se vieron buenas mierdas de apps). Las disculpas de “es que es un juego“, “es que tenemos más experiencia” no me parecen una excusa que me convenza. He competido en muchos deportes y te enfrentas a gente que lleva muchos más años que tú compitiendo y que es mejor, aceptas que no estás a la altura del ganador con deportividad y te esfuerzas por mejorar para la revancha.

Sobre el evento en general. He visto cosas que me han gustado, como el ejercicio de sociabilidad que se hace, mucha gente fue sola ante el peligro con su portátil y salió de la sala con un grupo de amigos nuevo. Ha sido un placer inmenso trabajar con gente que tiene las ideas claras, saben lo que hacen, transmiten su comodidad y son verdaderos genios; si bien es a la vez intimidante, me he sentido como si caminara entre gigantes: fascinada, pero  a la vez un poco impotente por no poder ayudar a un nivel adecuado. Espero repetir en ese aspecto (guiño).

Cosas que no me han gustado. El trasfondo que siempre tienen todos los eventos de Microsoft para llegar a los números, dentro de su equipo hay gente que es de gran utilidad y gente que no lo es tanto. Sin embrago, algo que he observado no sólo del evento sino del gremio informático+diseño ha sido la hipocresía; hipócritas hay en todos los gremios, especialmente si se trata de españoles, pero lo de este mundillo no es algo que se pueda ignorar. Quizá es porque en mi campo, la ciencia, el negocio no es tan importante, puedes trabajar tranquilo en tu laboratorio sin poner sonrisas forzadas a gente que te cae claramente mal por el bien de la empresa, presentar proyectos que no tienes o crearte una imagen exterior a fuerza de falsear.

Por último, he tenido la revelación de que por mucho que me esfuerce, diseñar, desarrollar, vender o lo que sea, pueden darme de comer pero nunca serán lo mío, no encajo. En el laboratorio se está más tranquilo.

Los Mercenarios 2, vaya película

Sobrada. Esta película es una sobrada de principio a fin.

Para entrar a ver “The Expendables 2“, esta vez dirigida por Simon West (conocido por Con Air, Tomb Raider o The Mechanic) en lugar por nuestro amigo Sly; se debe ir pensando que vas a ver lo que se suele denominar una peli de hostias, acción pura y dura. Si entráis por el guión, tengo malas noticias para vosotros.

Desde la primera secuencia, hasta la última, no da tregua con la acción, referencias a otras películas, diálogos fusilados, escenas totalmente gratuítas y sucesos de guión metidos a tornillo. A pesar de que la alineación principal de la primera película (Stallone, Statham, Li, Crews y Couture) se ve comprometida por la fugaz aparición y desaparición de Jet Li, figura muy importante que se echa de menos durante toda la película, se intenta compensar con la reaceptación de Lungren en el grupo y las temporales anexiones de Liam Hemsworth (quién pone en un aprieto a su hermano Chris, por ser mejor actor) y Nan Yu, a cuyo papel, a nivel personal, le sobraba tanta palabrería (también silicona en los labios) y le faltaba una buena escena de lucha.

Muchas intervenciones fugaces de estrellas, la mayoría metidas a presión en el guión creando bastantes situaciones absurdas y agujeros en el mismo; como la primera aparición de Chuck Norris en medio de la absoluta nada o la aparición de Arnie el cual fue visto y no visto para reaparecer posteriormente, ambas sin contexto alguno.

La segunda parte de este refrito de finales de los 80 y los 90 ha gustado bastante más que la primera, aunque en mi opinión, la lucha final de la primera es mucho más intensa y mejor estructurada que la de la segunda, la cual casi ni tiene relevancia o no marca una diferencia de tono con el resto de la película. Muchos disparos y mucha hombría.

Me ha dejado un poco decepcionada la reaparición de Van Damme, ya que da dos o tres patadas en toda la película, se va teniendo una edad. También deja a medias el potencial que podrían haber tenido Schwarzenegger y la AA-12 de Crews.

Bruce Willis está a la altura, como siempre y tres menciones especiales: La escena especial de Statham  que sube el listón de la película, la historia que cuentan de Lundgren en el bar es totalmente verídica (mirad su biografía) y el guiño especial a Desafío Total que es bastante evidente. Película muy recomendable para pasar el rato y sobre todo, para echarse unas risas.

 

Mira, una pantera

Respecto al nombre correcto de lo conocido en España como ‘Pantera’:

En Sudamérica se denomina pantera al jaguar; en Norteamérica, la palabra pantera es comúnmente usada para denominar al puma (géneroPuma), y para el resto del mundo, en especial en África y Asia, es usada para denominar al leopardo.

Finalmente, existe la palabra española pantera, que se usa en otro sentido al nombre científico ‘Panthera’.

Algo parecido ocurre con los pumas, ya que en América son comunmente conocidos como ‘Leones de montaña’.

Txapelas amenazantes

La gente es idiota.

Ha salido una nueva actualización de la beta del nuevo Counter Strike: Global Offensive, en ella salen etarras (confirmados por la wiki de CS) como mobs a elegir. La gente se ha escandalizado, sacando a la luz, sin motivo aparente, el constante debate de “la violencia en los videojuegos”, pidiendo que lo retiren, etc.

Tiene gracia que la gente se escandalice ante un síntoma de progreso. Es un avance que se utilicen etarras como figuras de videojuegos, que se hagan bromas de ellos en ‘Vaya Semanita’ o que los niños se disfracen de ellos en halloween. Es progreso porque ya no se les toma en serio o se les teme. Son el hazmerreír y su causa también.

Así que menos gilipolleces, menos dobles raseros y más pensar antes de apoyarse en el típico “es inmoral”. Idiotas.

PD: Estoy preparandome para ser ermitaña varios días sin ver ninguna señal de vida.¿Alguna película recomendable?

Movimientos revolucionarios que duran medio asalto

Hace un par de días, leía un artículo en el que se comentaba que todos los movimientos “revolucionarios” conocidos a lo largo y ancho del mundo (Anonymous, 15-M, Occupy), habían caído estrepitosamente en el olvido. Independientemente de si eso les interesa a los Grandes Hermanos o no, una de las causas que proponen del inminente fracaso de este movimiento es la descentralización; que no se hayan fijado unos ideales claros (como en el 15M) para demandar cambios o que no se haya definido ningún tipo de líder o lideres que den la cara.

No creo que el movimiento asambleísta sea algo malo, hay muchos otros sistemas que funcionan así, la diferencia radica en que no se hace una comuna de vecinos donde sólo se llega a un montón de ideas enmarañadas y contradictorias, sino que en las asambleas asisten figuras representativas de determinados colectivos. Muy teóricamente, la democracia actual funciona así, pero hemos visto que se corrompe con facilidad.

¿Qué falla entonces? El ideal portado de una figura. Los movimientos que han persistido en el tiempo tenían un ideal y se le podía poner una cara, no era abstracto, la mente humana necesita identificarse con algo: si pensamos en comunismo nos viene a la mente Karl Marx, si pensamos en fascismos varios siempre se nombran a los mismos personajes. Estos términos vienen muy bien definidos en la figura que utilizan Anonymous: Guy Fawkes, pero no han sabido aplicarlo.

La metodología es errónea ya que no se quieren cometer errores pasados, por ello no se toma ningún ejemplo anterior. No hay nada inventado, así que se deberían estudiar ejemplos del pasado que sí triunfaron, a pesar de que la sociedad haya cambiado drásticamente. Son movimientos obreros en una sociedad egoísta.