Polémica del cuerpo ALH84001

Ante los recientes acontecimientos (N: No hacer caso a Fox News), no he podido evitar recordar el culebrón que se montó hace unos años por los mismos motivos:

 En 1984 se descubrió tirado en medio de la Antártida (Polo Sur, con los pingüinos) el objeto llamado ALH84001, un meteorito que no llegaba a los 2 kg de peso y que ha suscitado bastante polémica años posteriores.
Esta roca encontrada en Allan Hills es uno de los meteoritos procedentes de Marte que se ha estrellado sobre la superficie terrestre. La estimaciones de edad de formación datan de unos 4500 millones de años en Marte, unos 1000 millones de años después se filtró agua líquida dentro del cuerpo. Hace unos 16 millones de años, por algún tipo de colisión, el trozo de roca salió despedido del planeta, superando la velocidad de escape de el planeta rojo, evitando que se quedase orbitando en torno a él. Cansado de vagar por el frío y solitario espacio, nuestro amigo modificó su trayectoria (seguramente golpeado por otro cuerpo y atraído por nuestro campo gravitatorio), por aquel entonces con una masa bastante superior a la antes citada, decidió aparcar en la Tierra unos 13000 años atrás.

Como en los años 80 había mucha menos tecnología, al principio no podían hacer más que teorizar. Así que en una primera estimación se supuso que era un fragmento del asteroide Vesta, uno de los más másicos del Cinturón de Asteroides. Posteriormente, al hallar el isótopo Nitrogeno-15 en cantidades significativas sólo presentes en la atmósfera de Marte, se tuvo que descartar esta idea.

El asunto se dejó aparcado unos años, hasta que en 1996 la NASA determinó que en el fragmento había rastros de vida bacteriana, inmediatamente llegaron a la conclusión de que en Marte podría haber existido, en un remoto pasado, una forma de vida primitiva bacteriana, ergo, los restos del meteoro eran extraterrestres. Esta noticia no sólo no nos dejaba solos en el universo, era una prueba sólida de la hipotética Panspermia.

Ante tal anuncio el mundo se conmocionó, el Área 51 se llenó hasta los topes, se estrenó Independence Day y Bill Clinton, el por entonces presidente de los Estados Unidos de América, se frotó las manos ante el empujón político para su carrera; por lo que hizo una rueda de prensa urgente y demás teatralidades que le gustan tanto a los políticos. Se definió como ”el mayor descubrimiento científico de todos los tiempos”.

No obstante, el asunto no estuvo exento de polémica entre los expertos. Durante dos años, especialistas de todos los campos elaboraron diferentes teorías y llevaron a cabo diversas pruebas sin llegar a ningún punto en concreto. Finalmente en 1998, la Institución Oceanográfica del la Universidad de California, aportó pruebas contundentes de que la muestra estaba contaminada por organismos del entorno, por lo que invalidaba cualquier descubrimiento.

Todavía hay firmes defensores de que los microorganismos eran de origen marciano, alegando que de todos los meteoritos caídos en la Antártida ninguno estaba contaminado o que las cantidades de sustancias químicas en el núcleo de la roca no se encontraban en el entorno, entre otros argumentos.

Quizá la NASA se precipitó al hacer el anuncio, pasando a engordar la lista de ‘posibles fallos’. Pero de no haber estado la prueba contaminada, se habría probado al menos, la existencia de agua líquida en Marte y no habríamos tenido que esperar tantos años.
A día de hoy la discursión sobre el tema sigue abierta.

Polémica del cuerpo ALH84001

Ante los recientes acontecimientos (N: No hacer caso a Fox News), no he podido evitar recordar el culebrón que se montó hace unos años por los mismos motivos:

 En 1984 se descubrió tirado en medio de la Antártida (Polo Sur, con los pingüinos) el objeto llamado ALH84001, un meteorito que no llegaba a los 2 kg de peso y que ha suscitado bastante polémica años posteriores.
Esta roca encontrada en Allan Hills es uno de los meteoritos procedentes de Marte que se ha estrellado sobre la superficie terrestre. La estimaciones de edad de formación datan de unos 4500 millones de años en Marte, unos 1000 millones de años después se filtró agua líquida dentro del cuerpo. Hace unos 16 millones de años, por algún tipo de colisión, el trozo de roca salió despedido del planeta, superando la velocidad de escape de el planeta rojo, evitando que se quedase orbitando en torno a él. Cansado de vagar por el frío y solitario espacio, nuestro amigo modificó su trayectoria (seguramente golpeado por otro cuerpo y atraído por nuestro campo gravitatorio), por aquel entonces con una masa bastante superior a la antes citada, decidió aparcar en la Tierra unos 13000 años atrás.

Como en los años 80 había mucha menos tecnología, al principio no podían hacer más que teorizar. Así que en una primera estimación se supuso que era un fragmento del asteroide Vesta, uno de los más másicos del Cinturón de Asteroides. Posteriormente, al hallar el isótopo Nitrogeno-15 en cantidades significativas sólo presentes en la atmósfera de Marte, se tuvo que descartar esta idea.

El asunto se dejó aparcado unos años, hasta que en 1996 la NASA determinó que en el fragmento había rastros de vida bacteriana, inmediatamente llegaron a la conclusión de que en Marte podría haber existido, en un remoto pasado, una forma de vida primitiva bacteriana, ergo, los restos del meteoro eran extraterrestres. Esta noticia no sólo no nos dejaba solos en el universo, era una prueba sólida de la hipotética Panspermia.

Ante tal anuncio el mundo se conmocionó, el Área 51 se llenó hasta los topes, se estrenó Independence Day y Bill Clinton, el por entonces presidente de los Estados Unidos de América, se frotó las manos ante el empujón político para su carrera; por lo que hizo una rueda de prensa urgente y demás teatralidades que le gustan tanto a los políticos. Se definió como ”el mayor descubrimiento científico de todos los tiempos”.

No obstante, el asunto no estuvo exento de polémica entre los expertos. Durante dos años, especialistas de todos los campos elaboraron diferentes teorías y llevaron a cabo diversas pruebas sin llegar a ningún punto en concreto. Finalmente en 1998, la Institución Oceanográfica del la Universidad de California, aportó pruebas contundentes de que la muestra estaba contaminada por organismos del entorno, por lo que invalidaba cualquier descubrimiento.

Todavía hay firmes defensores de que los microorganismos eran de origen marciano, alegando que de todos los meteoritos caídos en la Antártida ninguno estaba contaminado o que las cantidades de sustancias químicas en el núcleo de la roca no se encontraban en el entorno, entre otros argumentos.

Quizá la NASA se precipitó al hacer el anuncio, pasando a engordar la lista de ‘posibles fallos’. Pero de no haber estado la prueba contaminada, se habría probado al menos, la existencia de agua líquida en Marte y no habríamos tenido que esperar tantos años.
A día de hoy la discursión sobre el tema sigue abierta.

‘Little People’ o cómo el arte puede ser sencillo y divertido

Navegando por la red encontré una web con un proyecto artístico bastante original basado en recrear escenas cotidianas con miniaturas alrededor del mundo y fotografiar las mismas adecuadamente. Quizá recrear con miniaturas no sea lo más original del mundo, pero la estructura, localización y sencillez de las mismas las convierte en excepcionales. Este proyecto está en marcha desde 2006 y se llama ‘Little People’.

Aquí tenéis una pequeña muestra:

Si queréis ver más podéis ir al blog oficial de Little People o a la página web del artista. La verdad es que se pasa un rato entretenido viendo los ingeniosos escenarios y el detallismo de los diminutos personajes.
El proyecto ha tenido bastante buena acogida, no únicamente en internet sino en la Vida Real™y se hacen exposiciones regularmente, se puede comprar un libro con las fotografías o puedes pedir una lámina de la fotografía que más te guste. Incluso se distribuyen chapas.
Quizá en los tiempos que corren, que estamos ya en 2011 y no en 1990, se debería valorar más este tipo de arte ingenioso o la creación de imágenes digitales por ordenador, que el Arte Moderno, que por muy expresivo que sea no es más que una pretenciosa sombra del pasado.
 • Through The Gates – Celldweler

‘Little People’ o cómo el arte puede ser sencillo y divertido

Navegando por la red encontré una web con un proyecto artístico bastante original basado en recrear escenas cotidianas con miniaturas alrededor del mundo y fotografiar las mismas adecuadamente. Quizá recrear con miniaturas no sea lo más original del mundo, pero la estructura, localización y sencillez de las mismas las convierte en excepcionales. Este proyecto está en marcha desde 2006 y se llama ‘Little People’.

Aquí tenéis una pequeña muestra:

Si queréis ver más podéis ir al blog oficial de Little People o a la página web del artista. La verdad es que se pasa un rato entretenido viendo los ingeniosos escenarios y el detallismo de los diminutos personajes.
El proyecto ha tenido bastante buena acogida, no únicamente en internet sino en la Vida Real™y se hacen exposiciones regularmente, se puede comprar un libro con las fotografías o puedes pedir una lámina de la fotografía que más te guste. Incluso se distribuyen chapas.
Quizá en los tiempos que corren, que estamos ya en 2011 y no en 1990, se debería valorar más este tipo de arte ingenioso o la creación de imágenes digitales por ordenador, que el Arte Moderno, que por muy expresivo que sea no es más que una pretenciosa sombra del pasado.
 • Through The Gates – Celldweler

La ciencia del boxeo

El boxeo es un arte de lucha milenario que documentaron por primera vez en la Antigua Grecia. A pesar de usar sólo los puños, es un arte marcial tan potente y completa como cualquier otra. Actualmente, tiene una epicidad especial ya que puede convertir un completo desconocido en un campeón mundial en de 15 a 20 combates profesionales escasos. Parecen pocos pero al luchador debe parecerle una carrera eterna, y ahora comprobaréis porqué.

Una anotación que debo hacer antes de empezar con el tema en cuestión es comprender la anatomía de un luchador ya que no tiene nada que ver con una persona que no ha practicado ningún tipo de arte marcial en su vida: Los huesos largos, en sus extremos, por dentro no son completamente macizos sino que están formados por pequeñas cavernas por las que pasa la sangre, tienen un aspecto esponjoso como este:

Al recibir golpes, estas pequeñas cavernas se rompen, formando otras más pequeñas aún y formando un hueso más compacto capaz de absorber más fuerza en cada golpe. Siento no haber podido encontrar un ejemplo gráfico.
No sólo los huesos se ven afectados, los tejidos blandos de entre los huesos pequeños de la muñeca se vuelven más densos, no sólo fomentando la absorción de fuerza sino que consiguen un puño más estable, evitando futuras lesiones. Cuanto más alineados tengas el puño, el antebrazo y el codo, más potente y por tanto, más efectivo será el puñetazo.
Esa es la razón por la que una parte importante de un boxeador es recibir golpes: endurecer los tejidos y matar las fibras nerviosas superficiales para que el dolor sea menor.

Es evidente de que el luchador, cuanta más masa tenga, más potente será. Así mismo, cuanto más ligero sea, más rápido y veloz. Lo que, en cierta manera, compensa a las diferentes categorías.

El boxeo no parecerá una disciplina de combate muy completa, pero va a afectar a la parte del cuerpo más importante a la hora de tumbar a alguien: el cerebro. Esta disciplina cuenta, de entre todas las artes marciales existentes, con el puñetazo perfecto. Un púgil de peso pesado (de 90 kg en adelante) puede hacer un Golpe Directo promedio (sin hacer más fuerza de la necesaria) de 500 kg. El equivalente a un martillazo.
¿Qué ocurriría si sin preparación recibiéramos semejante golpe en la cara? A partir de 277 kg en un golpe (Un puñetazo de Kung Fu) es suficiente para romper varios huesos de la cara, como la nariz o los pómulos. Con 500 kg o superior, no sólo ocurre eso, sino que el cerebro rebota dentro del cráneo, recibiendo golpes con una fuerza importante tanto en la parte posterior como en la frontal repetidas veces. Es como cuando se te cae el móvil al suelo y éste se reinicia. Resultado final: conmoción cerebral o KO técnico. Algo bastante peligroso para el cerebro, sobre todo si ocurre repetidas veces.

Investigadores de la Universidad de Pennsylvania afirmaron en un estudio que las lesiones en boxeadores pueden imitar ciertos síntomas del Alzheimer o fomentar su aparición prematura. Lo que me hace recordar, inevitablemente, el Parkinson del señor Muhammad Ali, también conocido por su nombre de esclavo (como él decía), Cassius Clay. Probablemente el boxeador más grande de todos los tiempos.

Como habréis escuchado en muchas ocasiones: el equilibrio está en el oído interno. En concreto en los canales semicirculares y el vestíbulo, los responsables del equilibrio son unos pequeños órganos con forma de pelillos y unos diminutos cristales de carbonato de calcio llamados otolitos. No sólo detectan la posición de la cabeza en el espacio sino también los cambios de presión (de ahí los oídos taponados cuando vamos a una ciudad de presión diferente a la nuestra) y la densidad de ciertas sustancias en la sangre (borrachos haciendo eses). Si sacudes el cráneo con un golpe de semejantes magnitudes, estos órganos se volverán locos durante un rato, si por alguna razón el oído interno resulta dañado (por ejemplo, un mal puñetazo en la oreja), el KO está asegurado, pero de por vida.

Afortunadamente, en una caja torácica no preparada el daño no es tan grande. Para producir un daño realmente significativo: desplazamiento o rotura de órganos internos, fractura de esternón, parada cardio- respiratoria; serían necesarios unos 900 kg. Un rodillazo de Muay Thai. Con 500 kg se pueden romper algunas de las costillas flotantes y que te dejen sin aliento, por supuesto.

¿De dónde procede tanta fuerza? Proviene del suelo. Lo que se denomina ‘Unión Cinética‘ o ‘Conexión Cinética‘ consiste en obtener la fuerza desde el suelo, desde los pies, recorre todo el cuerpo y acaba dándole potencia a la extremidad con la que golpeas, en este caso uno de los puños.
Veréis lo que os he contado bastante bien explicado con este vídeo procedente del documental ‘Ciencia de la lucha‘ de National Geographic que os invito a ver si tenéis curiosidad por algún otro arte marcial:

La ciencia del boxeo

El boxeo es un arte de lucha milenario que documentaron por primera vez en la Antigua Grecia. A pesar de usar sólo los puños, es un arte marcial tan potente y completa como cualquier otra. Actualmente, tiene una epicidad especial ya que puede convertir un completo desconocido en un campeón mundial en de 15 a 20 combates profesionales escasos. Parecen pocos pero al luchador debe parecerle una carrera eterna, y ahora comprobaréis porqué.

Una anotación que debo hacer antes de empezar con el tema en cuestión es comprender la anatomía de un luchador ya que no tiene nada que ver con una persona que no ha practicado ningún tipo de arte marcial en su vida: Los huesos largos, en sus extremos, por dentro no son completamente macizos sino que están formados por pequeñas cavernas por las que pasa la sangre, tienen un aspecto esponjoso como este:

Al recibir golpes, estas pequeñas cavernas se rompen, formando otras más pequeñas aún y formando un hueso más compacto capaz de absorber más fuerza en cada golpe. Siento no haber podido encontrar un ejemplo gráfico.
No sólo los huesos se ven afectados, los tejidos blandos de entre los huesos pequeños de la muñeca se vuelven más densos, no sólo fomentando la absorción de fuerza sino que consiguen un puño más estable, evitando futuras lesiones. Cuanto más alineados tengas el puño, el antebrazo y el codo, más potente y por tanto, más efectivo será el puñetazo.
Esa es la razón por la que una parte importante de un boxeador es recibir golpes: endurecer los tejidos y matar las fibras nerviosas superficiales para que el dolor sea menor.

Es evidente de que el luchador, cuanta más masa tenga, más potente será. Así mismo, cuanto más ligero sea, más rápido y veloz. Lo que, en cierta manera, compensa a las diferentes categorías.

El boxeo no parecerá una disciplina de combate muy completa, pero va a afectar a la parte del cuerpo más importante a la hora de tumbar a alguien: el cerebro. Esta disciplina cuenta, de entre todas las artes marciales existentes, con el puñetazo perfecto. Un púgil de peso pesado (de 90 kg en adelante) puede hacer un Golpe Directo promedio (sin hacer más fuerza de la necesaria) de 500 kg. El equivalente a un martillazo.
¿Qué ocurriría si sin preparación recibiéramos semejante golpe en la cara? A partir de 277 kg en un golpe (Un puñetazo de Kung Fu) es suficiente para romper varios huesos de la cara, como la nariz o los pómulos. Con 500 kg o superior, no sólo ocurre eso, sino que el cerebro rebota dentro del cráneo, recibiendo golpes con una fuerza importante tanto en la parte posterior como en la frontal repetidas veces. Es como cuando se te cae el móvil al suelo y éste se reinicia. Resultado final: conmoción cerebral o KO técnico. Algo bastante peligroso para el cerebro, sobre todo si ocurre repetidas veces.

Investigadores de la Universidad de Pennsylvania afirmaron en un estudio que las lesiones en boxeadores pueden imitar ciertos síntomas del Alzheimer o fomentar su aparición prematura. Lo que me hace recordar, inevitablemente, el Parkinson del señor Muhammad Ali, también conocido por su nombre de esclavo (como él decía), Cassius Clay. Probablemente el boxeador más grande de todos los tiempos.

Como habréis escuchado en muchas ocasiones: el equilibrio está en el oído interno. En concreto en los canales semicirculares y el vestíbulo, los responsables del equilibrio son unos pequeños órganos con forma de pelillos y unos diminutos cristales de carbonato de calcio llamados otolitos. No sólo detectan la posición de la cabeza en el espacio sino también los cambios de presión (de ahí los oídos taponados cuando vamos a una ciudad de presión diferente a la nuestra) y la densidad de ciertas sustancias en la sangre (borrachos haciendo eses). Si sacudes el cráneo con un golpe de semejantes magnitudes, estos órganos se volverán locos durante un rato, si por alguna razón el oído interno resulta dañado (por ejemplo, un mal puñetazo en la oreja), el KO está asegurado, pero de por vida.

Afortunadamente, en una caja torácica no preparada el daño no es tan grande. Para producir un daño realmente significativo: desplazamiento o rotura de órganos internos, fractura de esternón, parada cardio- respiratoria; serían necesarios unos 900 kg. Un rodillazo de Muay Thai. Con 500 kg se pueden romper algunas de las costillas flotantes y que te dejen sin aliento, por supuesto.

¿De dónde procede tanta fuerza? Proviene del suelo. Lo que se denomina ‘Unión Cinética‘ o ‘Conexión Cinética‘ consiste en obtener la fuerza desde el suelo, desde los pies, recorre todo el cuerpo y acaba dándole potencia a la extremidad con la que golpeas, en este caso uno de los puños.
Veréis lo que os he contado bastante bien explicado con este vídeo procedente del documental ‘Ciencia de la lucha‘ de National Geographic que os invito a ver si tenéis curiosidad por algún otro arte marcial:

http://c.brightcove.com/services/viewer/federated_f9?isVid=1&isUI=1

Cuando el director general de Intereconomía me hizo una dedicatoria

Estaba haciendo mi tarde habitual en Twitter: hacer chistes macabros, decir burradas, etc. A mis followers les gusta y no hay más. De hecho, no soy como Vigalondo que tiene una cantidad de followers digna de reflexionar lo que se dice o sino la lías, aunque la broma de que ”El Holocausto fue un montaje” fue un genial guiño que muy poca gente supo ver.
Al fin y al cabo, si uno no puede reírse de lo patanes que han sido los humanos a lo largo de la historia, nos quedan pocas cosas por hacer para no repetirla. Y por eso me hice una cuenta de Twitter: para decir lo que me saliera de las narices.
Después de ver algunas joyas del canal de Intereconomía por YouTube como esta:
Más vídeos aquí: (1, 2 y 3) Si queréis más, buscando en Youtube os sale lo que queráis y más.
Un canal que sólo fomenta el odio y la discriminación. Como buenos cristianos hacen lo que deben: llaman ‘anormales’ a los homosexuales, el aborto es asesinato, esparzan el SIDA por África porque lo dice el su Santidad, los extranjeros vienen a quitarnos el trabajo, los catalanes son los nuevos nazis, los toros son cultura y quitarlos es sucia censura, tildan a todas las cadenas que no son como ellos ‘de izquierdas’ (como Telecinco, qué risa, por favor) y un largo y cada vez más penoso etcétera. Lo que más gracia me ha hecho ha sido lo de ‘el socialismo sigue matando‘ y sacan a Hitler ¿En serio sus televidentes son tan tontos para tragarse eso y no haber abierto un libro de historia en su vida? ¿Han contado ustedes cuántas vidas se ha cobrado y se sigue cobrando su religión?
Sigo con el tema, que me desvío. Nunca le he puesto demasiada atención a un canal como ese, lo único que haría sería sentir pena por ver a esa gente decir semejantes barbaridades con tanto convencimiento. Ayer tarde, hice el siguiente tweet:
Antes de que me tildéis de ‘etarra‘, podéis llamarme ‘terrorista‘ de lo que queráis, al fin y al cabo es la palabra de moda para todo el que se sale de la línea o ‘antisistema‘, pero la independencia del País Vasco que exigen tres niños ricos me la trae al pairo y creo que se toman demasiado enserio a estos señores. Quizá por darles atención han llegado tan lejos.
Un rato después, recibí un Retweet (o un intento de ello) del Director General de Intereconomía, el señor Marcial Cuquerella, siguiendo la línea editorial de su cadena: el insulto.
Luego, yo le contesté:
 El hombre vuelve a contestar con un tono ‘algo más suave’, quizá viendo dónde se metía, argumentando al drama de ser víctima de ETA, frase muy manida cada vez que se habla del tema:
 Cabe destacar que ese fue el único argumento que leí el resto de la noche. Inmediatamente empiezo a recibir replys con toda clase de insultos (nada creativos, además, qué desilusión), todos ellos de gente que trabaja en Intereconomía, La Gaceta (sí, ése periódico) o fans, es decir uno, de los mismos. Algunos de ellos han borrado los insultos, no sé qué fijación tan rara tiene esta gente con los retrasados mentales. Os comento que esta gente se dedica a insultar a cualquiera que hable mínimamente mal de Intereconomía, no intentan razonar, sólo insultan.
Tras leer los timelines de algunos de ellos me preocupó profundamente que no eran personajes televisivos sino que realmente se creen lo que dicen, y encima proclaman ser la libertad informativa.
Moraleja: Para mí ninguna, unas risas que me eché trolleando al troll. Sólo que mis chistes cabrones cada vez son más efectivos, este ha tenido más efecto que de ‘Esperanza Aguirre se llama ‘Selección Natural’”. Quizá este señor debería cuidar mucho lo que dice al ser director de una cadena ¿Os imagináis hablar mal de TVE y que el director de RTVE te insulte? Eso mismo.
De hecho, si algún día amaneciese la sede de Intereconomía reducida a cenizas por cualquier motivo (no estoy hablando de muertos ni de ser la autora de la acción, por si por alguna razón ocurre), lo que les impidiese emitir más basura, no me sentiría nada culpable. De hecho me sentiría satisfecha.
Volveré con otra alocada aventura.

Cuando el director general de Intereconomía me hizo una dedicatoria

Estaba haciendo mi tarde habitual en Twitter: hacer chistes macabros, decir burradas, etc. A mis followers les gusta y no hay más. De hecho, no soy como Vigalondo que tiene una cantidad de followers digna de reflexionar lo que se dice o sino la lías, aunque la broma de que ”El Holocausto fue un montaje” fue un genial guiño que muy poca gente supo ver.
Al fin y al cabo, si uno no puede reírse de lo patanes que han sido los humanos a lo largo de la historia, nos quedan pocas cosas por hacer para no repetirla. Y por eso me hice una cuenta de Twitter: para decir lo que me saliera de las narices.
Después de ver algunas joyas del canal de Intereconomía por YouTube como esta:
Más vídeos aquí: (1, 2 y 3) Si queréis más, buscando en Youtube os sale lo que queráis y más.
Un canal que sólo fomenta el odio y la discriminación. Como buenos cristianos hacen lo que deben: llaman ‘anormales’ a los homosexuales, el aborto es asesinato, esparzan el SIDA por África porque lo dice el su Santidad, los extranjeros vienen a quitarnos el trabajo, los catalanes son los nuevos nazis, los toros son cultura y quitarlos es sucia censura, tildan a todas las cadenas que no son como ellos ‘de izquierdas’ (como Telecinco, qué risa, por favor) y un largo y cada vez más penoso etcétera. Lo que más gracia me ha hecho ha sido lo de ‘el socialismo sigue matando‘ y sacan a Hitler ¿En serio sus televidentes son tan tontos para tragarse eso y no haber abierto un libro de historia en su vida? ¿Han contado ustedes cuántas vidas se ha cobrado y se sigue cobrando su religión?
Sigo con el tema, que me desvío. Nunca le he puesto demasiada atención a un canal como ese, lo único que haría sería sentir pena por ver a esa gente decir semejantes barbaridades con tanto convencimiento. Ayer tarde, hice el siguiente tweet:
Antes de que me tildéis de ‘etarra‘, podéis llamarme ‘terrorista‘ de lo que queráis, al fin y al cabo es la palabra de moda para todo el que se sale de la línea o ‘antisistema‘, pero la independencia del País Vasco que exigen tres niños ricos me la trae al pairo y creo que se toman demasiado enserio a estos señores. Quizá por darles atención han llegado tan lejos.
Un rato después, recibí un Retweet (o un intento de ello) del Director General de Intereconomía, el señor Marcial Cuquerella, siguiendo la línea editorial de su cadena: el insulto.
Luego, yo le contesté:
 El hombre vuelve a contestar con un tono ‘algo más suave’, quizá viendo dónde se metía, argumentando al drama de ser víctima de ETA, frase muy manida cada vez que se habla del tema:
 Cabe destacar que ese fue el único argumento que leí el resto de la noche. Inmediatamente empiezo a recibir replys con toda clase de insultos (nada creativos, además, qué desilusión), todos ellos de gente que trabaja en Intereconomía, La Gaceta (sí, ése periódico) o fans, es decir uno, de los mismos. Algunos de ellos han borrado los insultos, no sé qué fijación tan rara tiene esta gente con los retrasados mentales. Os comento que esta gente se dedica a insultar a cualquiera que hable mínimamente mal de Intereconomía, no intentan razonar, sólo insultan.
Tras leer los timelines de algunos de ellos me preocupó profundamente que no eran personajes televisivos sino que realmente se creen lo que dicen, y encima proclaman ser la libertad informativa.
Moraleja: Para mí ninguna, unas risas que me eché trolleando al troll. Sólo que mis chistes cabrones cada vez son más efectivos, este ha tenido más efecto que de ‘Esperanza Aguirre se llama ‘Selección Natural’”. Quizá este señor debería cuidar mucho lo que dice al ser director de una cadena ¿Os imagináis hablar mal de TVE y que el director de RTVE te insulte? Eso mismo.
De hecho, si algún día amaneciese la sede de Intereconomía reducida a cenizas por cualquier motivo (no estoy hablando de muertos ni de ser la autora de la acción, por si por alguna razón ocurre), lo que les impidiese emitir más basura, no me sentiría nada culpable. De hecho me sentiría satisfecha.
Volveré con otra alocada aventura.

Mis amigos los libros

Tengo una excusa para haber desaparecido los 10 últimos días. Ya sabéis que desde que maté a mi guionista no estoy muy allá, y la china que me escribe los chistes en Twitter no sabe el suficiente español para escribirme las entradas del blog. No os preocupéis que le estoy enseñando bien.

Resulta que he descubierto que en mi móvil puedo leer libros, libros que quiero leer desde hace mucho, me bajo y no valen 20€ o están descatalogados. Y si me dejo los ojos, puedo ponerme a leer en el ordenador.
Siempre prefiero la vieja opción de comprarme un libro, oler la encuadernación y leerlo tranquilamente tirada por cualquier rincón. Pero una es pobre y vive en un país donde todo cuesta una barbaridad, así que si quiero culturizarme tengo que robar, al igual que quien roba para comer, yo le doy de comer a mi curiosidad. Ahora por lo menos no miro con envidia a la gente en el transporte público.

Si bien he aprendido que las personas siempre van a fallarte o tú a ellos, en cambio el libro (al igual que el cómic y la música) es un amigo perfecto. Te lleva a mundos inusitados, te cuenta historias maravillosas, te aporta información importante/ interesante y te hace vivir mil y una aventuras sin pedir nada a cambio. Quizá por eso tengo leer como una de mis necesidades básicas. De hecho en ocasiones, soy una lima de libros.

En estos días de ausencia me he leído los tres libros de la Saga Distritos (Los Juegos del Hambre) bajo coacción recomendación de una amiga, ilusionada yo de que tratase sobre una revuelta política. Os adelanto que es una saga mediocre tirando a mala para adolescentes, un dramón personal cansino, una forma literaria bastante simple, que sí tiene una revuelta política pero así, como de fondo y que al final la muchacha se queda con el feo y tonto (eso es lo más realista). Si tienes 15 años está ‘bien‘ (hay libros para chavalas adolescentes que quieren tocarse mejores). Encima no follan. Cuánto tienen que aprender algunos escritores de Ken Follet en ese aspecto.

También he leído (por fin) La Divina Comedia, libro pendientísimo que tenía y que en comparación con la saga anteriormente nombrada es una pequeña joya que recomiendo a todo el mundo.

Finalmente, llevo la mitad de La Conspiración de Dan Brown. Es decir, lo que llamo un ‘libro de descanso’, algo ligero que no te exprima demasiado los sesos. Considero tanto a Dan Brown como a Ken Follet autores de ‘libros de descanso’, libros para gente que no está muy acostumbrada a leer y por lo tanto no explotan al máximo tu imaginación (no como Asimov, por ejemplo, que de vez en cuando tienes que hacer una parada para imaginarte la escena), quizá por eso ambos sean autores de Best Sellers. Brown es capaz de escribir escenas más trepidantes que llamen la atención y Follet escribe libros más mediocres. Como ya he dicho antes: Que sea un Best Seller no significa que sea un buen libro.
La Conspiración está bien, no es un libro memorable, se nota que el hombre se ha gastado en investigar las tecnologías de la NASA, inteligencia y demás, lo veo con un deje algo patriótico. Seguramente la película la haría Michael Bay.

Mi siguiente parada es El Juego De Ender, otro libro imprescindible donde los haya. O eso me han dicho. Ya os contaré ¿Alguna recomendación?

Mis amigos los libros

Tengo una excusa para haber desaparecido los 10 últimos días. Ya sabéis que desde que maté a mi guionista no estoy muy allá, y la china que me escribe los chistes en Twitter no sabe el suficiente español para escribirme las entradas del blog. No os preocupéis que le estoy enseñando bien.

Resulta que he descubierto que en mi móvil puedo leer libros, libros que quiero leer desde hace mucho, me bajo y no valen 20€ o están descatalogados. Y si me dejo los ojos, puedo ponerme a leer en el ordenador.
Siempre prefiero la vieja opción de comprarme un libro, oler la encuadernación y leerlo tranquilamente tirada por cualquier rincón. Pero una es pobre y vive en un país donde todo cuesta una barbaridad, así que si quiero culturizarme tengo que robar, al igual que quien roba para comer, yo le doy de comer a mi curiosidad. Ahora por lo menos no miro con envidia a la gente en el transporte público.

Si bien he aprendido que las personas siempre van a fallarte o tú a ellos, en cambio el libro (al igual que el cómic y la música) es un amigo perfecto. Te lleva a mundos inusitados, te cuenta historias maravillosas, te aporta información importante/ interesante y te hace vivir mil y una aventuras sin pedir nada a cambio. Quizá por eso tengo leer como una de mis necesidades básicas. De hecho en ocasiones, soy una lima de libros.

En estos días de ausencia me he leído los tres libros de la Saga Distritos (Los Juegos del Hambre) bajo coacción recomendación de una amiga, ilusionada yo de que tratase sobre una revuelta política. Os adelanto que es una saga mediocre tirando a mala para adolescentes, un dramón personal cansino, una forma literaria bastante simple, que sí tiene una revuelta política pero así, como de fondo y que al final la muchacha se queda con el feo y tonto (eso es lo más realista). Si tienes 15 años está ‘bien‘ (hay libros para chavalas adolescentes que quieren tocarse mejores). Encima no follan. Cuánto tienen que aprender algunos escritores de Ken Follet en ese aspecto.

También he leído (por fin) La Divina Comedia, libro pendientísimo que tenía y que en comparación con la saga anteriormente nombrada es una pequeña joya que recomiendo a todo el mundo.

Finalmente, llevo la mitad de La Conspiración de Dan Brown. Es decir, lo que llamo un ‘libro de descanso’, algo ligero que no te exprima demasiado los sesos. Considero tanto a Dan Brown como a Ken Follet autores de ‘libros de descanso’, libros para gente que no está muy acostumbrada a leer y por lo tanto no explotan al máximo tu imaginación (no como Asimov, por ejemplo, que de vez en cuando tienes que hacer una parada para imaginarte la escena), quizá por eso ambos sean autores de Best Sellers. Brown es capaz de escribir escenas más trepidantes que llamen la atención y Follet escribe libros más mediocres. Como ya he dicho antes: Que sea un Best Seller no significa que sea un buen libro.
La Conspiración está bien, no es un libro memorable, se nota que el hombre se ha gastado en investigar las tecnologías de la NASA, inteligencia y demás, lo veo con un deje algo patriótico. Seguramente la película la haría Michael Bay.

Mi siguiente parada es El Juego De Ender, otro libro imprescindible donde los haya. O eso me han dicho. Ya os contaré ¿Alguna recomendación?