Probando un Kindle Fire

Estos días, he tenido la oportunidad de probar un Kindle Fire. Reconozco que Amazon está haciendo un ambicioso proyecto de marketing, y mejor, lo está ejecutando de manera impecable. No soy muy fan de las tablets, me parecen una tecnología a la que le queda bastante por avanzar antes de estar a la altura de otros dispositivos, pero están evolucionando a pasos agigantados.

El Kindle Fire de Amazon tiene una pantalla de 7”, no llega a alcanzar el medio kilo de peso, Wi-Fi y tiene una autonomía de unas 7 horas aproximadas en uso. El primer inconveniente que he encontrado de primera, es el almacenamiento interno: 6Gb útiles para el usuario, lo que a día de hoy y con la cantidad de archivos a introducir es muy poco; tiene almacenamiento en la nube, pero no nos engañemos, las cosas nos gustan a mano.

El funcionamiento no es nada del otro mundo, como todo tablet con Android (v3.2), es como un andaluz: si le das mucha carga de trabajo, se colapsa y lo deja todo ahí. Estoy hablando de un dispositivo al que se le han instalado pocas apps y casi no tiene archivos de residuos, historial, etc. Como todos los que hemos tenido Android (al igual que otros SO’s, ojo) en cuanto empieza a acumular cosas, la agilidad de nuestro gadget se ve seriamente deteriorada. Hay que preocuparse por mantenerlo siempre limpio. No digo que vaya mal, pero podría ir mejor.

Se puede usar como reproductor de audio y video (buena calidad en ambos), lector de comics, periódicos y todas esas cosas fantásticas que anuncian. Si queréis un lector de eBooks nunca compréis un tablet ni nada con LCD; este Kindle Fire, por ejemplo, tiene un brillo especialmente asesino para los ojos, ajustado o no. Para leer, la tinta electrónica es siempre lo mejor y lo más barato. También se puede jugar, pero la aceleración gráfica no es uno de sus puntos fuertes.

Hablando de doblones, una gran ventaja que tiene es el precio en comparación con su competidor directo, el iPad: 199$. Sin embargo, hay otra desventaja (o no, según como se mire) y es que se vende únicamente en Estados Unidos, por lo tanto su Marketplace sólo responderá a la geolocalización de allí.

En Amazon se han dado buena cuenta de que su tablet mataba retinas y han hecho una oferta bastante interesante: Tablet + lector = 278$. No está mal, a eso me refería con el marketing bien hecho, pero no veo a la gente transportando ambos gadgets pudiendo hacer uno el trabajo del otro.

Deja un comentario