Cuidado con lo que ‘divulgas’

Ya comenté en su día que la prensa escrita había que tomarsela poco o nada en serio. Desgraciadamente las publicaciónes de divulgación tampoco se salvan.

Todos los científicos saben que para que una publicación seria vea la luz, tiene que pasar por muchísimos filtros y ser revisada por varios científicos. Aún así, la publicación, si tiene algún elemento polémico, se pondrá en duda. Es un sistema que funciona bastante bien, a pesar de crear muchísimos retrasos por el tiempo que conlleva revisar las publicaciones. De vez en cuando, como todos los sistemas no exactos, falla y se cuela algo que no debería. Al descubrirse el fallo se retira inmediatamente.

Esto en publicaciones serias, de las que se pueden contar con los dedos de una mano. Hay cierta fauna de revistas (y también blogs, pero eso da para otro post entero), lamentablemente bastante conocidas, que se hacen llamar ‘de divulgación‘, un intento de llevar la ciencia explicada del modo más simple al público medio, pero de rigurosas tienen poco o nada. Suelen cometer fallos de bulto por no contrastar fuentes, recurrir al sensacionalismo o lo que es peor, llegan a caer en lo magufo.

Encontramos en la edición digital de Muy Interesante, un artículo que intenta atraer al lector con el título de ‘Receta para una memoria de elefante‘ que luego no es más que un artículo de a penas tres pequeños párrafos que no tiene nada que ver con lo anunciado. Esto se repite bastante, en esta revista en concreto.

La revista Quo tampoco anda lejos, y nos sorprenden con ‘¿Eres un marciano? Científicos planetarios dicen que sí‘ y aunque este artículo es algo más serio, no deja de recurrir al sensacionalismo y la falta de seriedad para -quizá- darle un toque más dinámico.

He dicho los nombres de estas dos revistas científicas conocidas porque más o menos, todo el mundo sabe de su fama, pero hay muchas más -suguramente ahora puedes nombrar una- que pecan de artículos vacíos, quizá para vender más

Evidentemente, no son las únicas revistas/blogs que recurren a este tipo de tácticas con el simple objetivo de vender más y hacer que el consumidor se sienta más inteligente leyendo datos erróneos o simple humo con algún término científico. Así que el criterio final, como siempre, ha de tenerlo el que compra.

• Kill Tomorrow – Mushroomhead

One thought on “Cuidado con lo que ‘divulgas’

  1. So true. Mientras leía la entrada, antes de llegar a los 2 ejemplos que has nombrado justo había pensado en esas revistas y en una tercera, pero que creo que se ha extinguido, CNR.
    Creo que esta última tiraba más por rollos tecnológicos y no tanto de ciencia de pacotilla.

Deja un comentario