La energía nuclear no es el demonio

 En vista de los hechos acaecidos en Japón con los accidentes nucleares, la prensa y algunos sectores de la población, han aprovechado (aprovechar es la palabra) para hacer cundir el pánico entre la población y poner la energía nuclear como algo catastrófico y peligroso que debería prohibirse a toda costa. Seguramente no vaya a decir nada que muchos blogs de ciencia hayan dicho antes para informar.

A primera instancia me gustaría apuntar que TODOS los accidentes nucleares sucedidos a lo largo de la historia se deben a un fallo humano: ahorrarse paneles de protección en los reactores, como pasó en Chernobyl o falsear datos de seguridad como ha pasado en Japón. Incluso vertidos bastante peligrosos para deshacerse de los residuos.

La energía nuclear tiene sus problemas como cualquier combustible: produce residuos peligrosos que duran miles de años y si no se trata con respeto, como ha de tratarse una fuerza tan poderosa como es una rección de fusión, ocurren accidentes graves cuyos efectos se prolongan durante años. Hay 57 centrales nucleares en Japón y sólo ha fallado una en un terremoto de 9,1 por no estar al día con los protocolos, creo que es una buena proporción.
La fusión nuclear es una energía del futuro, es la energía que probablemente nos lleve lejos en el espacio, tal vez en unos años se descubra alguna forma eficiente de deshacerse de los residuos o reciclarlos, lo que sería más positivo aún.
Actualmente, a pesar de ser una energía muy rentable – con 50 gr de Plutonio generas la misma energía que con 140 millones de toneladas de carbón o cualquier combustible fósil – los costes de seguridad, las barras de materia prima y la eliminación de los residuos son bastante altos.

La palabra clave de las nucleares es ‘seguridad‘, es obvio que no puedes poner una población justo al lado de una central, por lo que pueda pasar; si los trabajadores superan los tiempos de exposición surgen enfermedades. No estamos preparados para manejar algo tan potente como la radiactividad, eso es un hecho, por ello es más que necesario un estricto control.

Así que antes de demonizar la nuclear a la ligera, que es un tema con miga, la gente debería informarse bien, de los pros y los contras en un medio (o varios, a ser posible) objetivo. Si ahora se parase el estudio y desarrollo de este tipo de energías, podríamos perder un gran paso hacia el futuro.

Más información:
• La Pizarra de Yuri – Y Fukushima no resistió
¿Qué es la energía nuclear?
Infografía interesante sobre las centrales nucleares.
Guía para no meter la pata sobre la crisis nuclear japonesa.

Deja un comentario