Cómo nos gusta el rigor científico

No me convence la idea de que la gente necesita tener fe en algo, independientemente del nivel educativo que tengan (no confundir con intelectual). Quizá porque soy una persona que tiende a racionalizar mucho las cosas. La gente cree en cosas muy estúpidas e insostenibles.

Lo digo con razón. Hice un año de psicología en bachillerato con gente de una clase de letras (no confundir con humanidades), eso me convierte en cuasi una erudita en haber escuchado todo tipo de magufadas y gilipolleces.

Voy a obviar el tema de las religiones, ya lo tengo bastante sobado. También el de las Power Balance y la homeopatía, de criticas de ello los cansinos de Amazings han llenado internet por el resto de la historia de internet, diría. Me voy a centrar en una conversación normal con gente de a pie, cuando digo gente de a pie son de perfil de ciudadano medio: Estudios básicos o medios, que no les gusta demasiado leer e informarse, etc.

Al sujeto uno lo vamos a llamar Idiotito (I): varón en plena adolescencia que aún no ha terminado la secundaria.
Al sujeto número dos lo vamos a llamar Maya (M): varón que supera la veintena y que después del instituto se puso a trabajar. Yo soy yo, obviamente. Esta fue la conversación:

I – Dentro de poco Madrid va a tener playa. La Palma [Islas Canarias] se va a partir en dos y va a crear un tsunami gigante.
Y – Eso es por la erosión, sucederá dentro de cientos de años y se fragmentará. Es una masa demasiado pequeña como para crear ningún tsunami [Si no fuera por lo ocurrido en Indonesia, seguramente no sabría lo que es un tsunami]
I – Que sí, que nos queda poco, tengo pruebas mira: [me enseña este creíble video de YouTube en su móvil de última generación]. Va a llegar hasta Estados Unidos.
Y – Si te crees eso es que tienes muy poco criterio.
[Aparece Maya y pregunta de qué hablamos]
IÉsta no se cree que La Palma vaya a producir un megatsunami [Le vuelve a enseñar el video]
M – Ah, pues puede ser. Pero yo creo que va a pasar antes lo del 2012 ¿Sabéis? Va a haber una catástrofe.
Y[Cagándome en Arquímedes y en la física de fluidos intentaba huir de la conversación sin éxito] ¡No me digas que el cambio de calendario de una cultura extinta hace 3000 años será el fin del mundo!
M – Que sí, luego buscad en casa el nosequé de los fotones. Que está probado, hay gente preparada con búnkers anti-nucleares y todo.
Y – El efecto 2000 también era un cambio de calendario e íbamos a morir todos, en 1666 iba a aparecer Satán y hace 100 años iba a volver Jesús. No pasó nada. No sé cómo podéis creer semejantes memeces.
M – Pero esos eran errores del calendario, en el Maya eso no pasa. Que lo dice Nostradamus, que va a pasar algo. Hasta los romanos lo sabían.
I – Y también predijo lo del tsunami en La Palma. Que los romanos sabían mucho, por eso los griegos heredaron tanta sabiduría de ellos. [WTFH?!]
Y – Lo siento, soy mujer de ciencia y soy incapaz en creer en ese tipo de cosas.
I – Seguro que te crees que la ciencia va a hacerte inmortal, que vivimos en un mundo multicolor y que no moriremos nunca. Hay cosas que la ciencia nunca podrá saber
M – Como mujer de ciencia deberías tener la mente abierta y respetar otras ideologías. [Señor, baja y llévame pronto]
Y – No tiene nada que ver una ideología con una creencia… [Me interrumpe]
M – No tienes ni ide. Además, es que [se me pone sentimentalista] los científicos son fríos.
Y – ¿Y qué tiene que ver eso con lo que estábamos hablado?
M – Pues que diseccionáis animales y fetos sin ningún tipo de remordimiento, y eso… [Típica frase de ‘los científicos son Satán’ patrocinada por religiones y cine de segunda]
Y – Cada uno tiene su ética. Yo, personalmente soy incapaz de hacer daño a algún animal, habrá a quien le pase con fetos o con humanos.
M – No te lo tomes como algo personal [WTF?] No te creas que tú eres la ciencia. Sólo eres una de esas incrédulas amargadas.
[Tomo una bocanada grande de aire, digo que voy al baño y desaparezco para el resto de la noche]

Me direis que sólo me encontré en el momento equivocado con las personas equivocadas, en la conversación equivocada. Pero he tenido tantas parecidas a lo largo de mi relativamente corta vida, que casi haría un resumen de mi vida. La conversación es una presenta representación de cómo las magufadas son mejor vistas que los científicos que gracias a la fama que se le ha dado en la cultura popular, ahora son vistos como casi asesinos de perritos o algo por el estilo.

Deja un comentario