El AK-47, el arma de fuego más rentable de la historia

En 1942, en plena guerra mundial, un soldado soviético, cansado de la superioridad de las armas alemanas, decidió crear un modelo que les diese algo de ventaja. Ese soldado se llamaba Mijaíl Kaláshnikov y creó el prototipo de lo que hoy conocemos como el rifle de asalto más famoso del mundo: El AK-47 (Avtomat Kalashnikova modelo del 47, año en que salió el diseño definitivo).

Siete años después, en 1949,  el modelo final del comúnmente conocido Kalashnikov, pasó a ser el rifle oficial de los soldados de la Unión Soviética. Años después, sigue siendo el rifle preferente por antonomasia de ejércitos y guerrillas de medio mundo, actualmente hay más de cien millones de AK-47 en todo el mundo, sin contar sus derivados y se fabrican entre 38 y 50 millones de estas armas legalmente cada año ¿Qué la hizo tan famosa?

En primer lugar, su coste de producción extremadamente bajo, en África puedes comprar uno recién salido de fábrica artesanal por entre 12 – 30$.
En segundo lugar, su efectividad. El AK-47 tiene un alance efectivo de entre 300 a 500 m, pero su alcance máximo es de 800 a más de 1000 metros. Es un arma que con unos cuidados mínimos, independientemente de las condiciones (polvo del desierto, humedad, lluvia, sequedad extrema) prácticamente no se encasquilla y su funcionamiento es exquisito durante decenas de años, incluso puede disparar debajo del agua. Es capaz de disparar 600 balas por minuto.
En tercer lugar, su bajo peso es muy ligero en comparación con otros rifles de la época e incluso con los de ahora, pesa 3,4 kg. Esto incluye un cargador curvo denominado ”cuerno de chivo” que permite almacenar más balas en menos espacio (entre 30 y 40 balas dependiendo del cargador). Con una munición del calibre .22, 7,62 x 9 mm.
En cuarto lugar, es un rifle con sólo ocho partes móviles, por lo que se puede desmontar y volver a montar en menos de un minuto.
Si le sumamos su sencillo uso, la historia nos ha demostrado que hasta un niño podría usarla (es una imagen que hemos visto todos). Actualmente hay entre 35.000 y 40.000 niños soldado con una de estas armas en las manos.

Estos factores la convierten así, en el arma de fuego que más muertes ha causado de la historia de la humanidad. La cifra es incalculable, pero se estima que haya matado más que hasta la guerra más sangrienta de la historia.
Varios países africanos (como Mozambique, Timor Oriental o Zimbabwe) tienen este rifle como símbolo de libertad en sus banderas y escudos.

Una demostración del poder de una ingeniería de máxima sencillez que es capaz de segar miles de millones de vidas.

Deja un comentario