Wikileaks

Hoy quiero hablaros de algo que está poniendo muy, muy nerviosos a los gobiernos, corporaciones y demás. Me sorprende que cuando se habla de Wikileaks fuera de un ámbito más o menos cerrado en internet la gente no sabe de lo que le hablas (bueno, como de la mayoría de las cosas importantes), teniendo en cuenta de que es una de las fuentes de información más importantes de la actualidad.

Para los que no sepáis de qué se trata: Wikileaks es una página web que publica material de información filtrada por fuentes anónimas que, básicamente se trata de lo que los grandes no quieren que sepas. Desvelan verdades incómodas y por esa razón están siendo tan perseguida y demonizada. Es el nuevo vigilante de los vigilantes. Tanto es así, que en EEUU y, no dudo que en alguna nación más, tanto su máximo responsable Julian Assange como a cualquiera que colabore con él están en busca y captura, ademas de en la lista negra. Incluso, el Partido Pirata Sueco, que ha sido el único que le ha dado apoyo formal a Wikileaks, tuvo que esconder los servidores de la página con toda su información, en un bunker anti-nuclear bajo tierra para que lo les pasara nada, y planean ponerlo en órbita.

Suelen decir en este tipo de casos, que si intentan matarte, es que estás haciendo bien tu trabajo. Sobre todo si presionas a las potencias como China, Rusia, Oriente Medio y como no, la más peligrosa, Estados Unidos. Wikileaks ha sacado miles de archivos clasificados sobre las guerra de Irak y Afganistán, y aquello de que ”no hay armas de destrucción masiva” es un tierno caramelito comparado con lo que ha salido a relucir: el asesinato de periodistas por parte de los militares estadounidenses, torturas, asesinatos de insurgentes que se habían rendido y miles de trapos sucios más. Evidentemente la inteligencia y el Pentágono no están nada contentos con ello y han asignado una unidad especial para evitar las filtraciones, Obama se hace el sueco, la ONU pide que se investiguen las irregularidades pero no muy alto -a ver si van a ofender a alguien-, los medios de comunicación no se hacen mucho eco de la noticia porque la sombra de los gobiernos, ideologías y corporaciones que ponen la pasta es más alargada que incluso la propia verdad. Los pocos medios libres que quedan tienen una voz demasiado pequeña para alertar a la población, y los masivos pero no libres, si se dignan a dar la noticia lo hacen todo lo mal y distorsionada que pueden. Obedeciendo a los amos.

Pero Wikileaks tiene un arma muy poderosa a su favor: internet es libre. Y es algo que tenemos que usar y expandir, la gente ha de enterarse de que el presidente electo que hace discursos tan bonitos en verdad se dedica a permitir verdaderas atrocidades por petróleo, porque una multinacional le presiona o que simplemente no gobierna él y es sólo una cara para las miles de manos sucias que hay tras su espaldas. Tanto trabajo debe repercutir o sino demostrará que no sólo los poderes están corruptos, sino que las personas de a pié también lo están.

Antes en una películas, si te topabas con algo gordo y te perseguían los malos, no tenías donde ir. Ahora lo mandas a Wikileaks y listo. Deberían existir más organizaciones como estas en el mundo.

Más información:
Página oficial
Wikileaks en Wikipedia.
Wikileaks diario de guerra de Irak
Sección de The Guardian
Wikileaks en redes sociales: Facebook, Twitter

Deja un comentario