Enhorabuena, has ganado un premio Nobel

La gente es imbécil.
Llegué a esta magnífica revelación cuando ni siquiera llegaba a los 10 años y tomé mi ventaja. Pero después de un mal día rodeada del pueblo medio he llegado a la conclusión de que estaba suavizando esa realidad. El nivel de idiotez alcanza límites insospechados, más de lo que creía.
No sólo estoy hablando de ignorancia, algo que fomenta cada vez más la sociedad porque los de arriba así lo quieren. Estar más o menos documentado sobre lo que los demás no quieren ver siempre se ha visto con cierto recelo para el sujeto medio, pero ahora ser el más ignorante está de moda porque es lo que venden las televisiones y es lo que te dicen los amigos.

Hablo de que el ser humano medio es realmente tonto. Independientemente de la lotería genética que signifique ser inteligente o idiota, me refiero a no tener criterio ni pretenderlo, a seguir al rebaño y obedecer lo que te dicen. Suplantar el pretender mejorar las cosas con trabajo y esfuerzo por divertirse constantemente. Opino que independientemente del coeficiente intelectual de una persona, con el interés adecuado puede subsanarse casi todo. Casi todo porque todo el mundo tiene sus limitaciones.
No os confundáis, me da igual exactamente igual lo que las personas se hagan entre sí mientras no me salpiquen ni estorben en mi camino, pero una de las cosas negativas que tiene el no tener criterio es que la gente no reflexiona sobre las consecuencias de lo que hace, no tiene en cuenta las variables exteriores a sus acciones, sólo cogen lo que desean sin importar cual sea la repercusión. Conclusión: el planeta entero está hecho una mierda por esta idea de mierda. Lo mires por donde lo mires, el sistema, la sociedad, la moral, incluso las cosas importantes. Son basura.
No escribo esto como reina de la inteligencia ni del buen criterio, es más no debería ser un modelo a seguir porque no cumplo ningún requisito deseable. Escribo esto para que os preguntéis qué cojones estáis haciendo.

Se suele decir que el diablo está en los detalles y me precio de ser una persona detallista porque así lo creo, ya sabéis, pequeños átomos que forman un todo. Esto se ve tanto en lo bueno como en lo malo y generalmente es el factor que suele inclinar la balanza. Hago referencia a esto porque para saber si una persona es idiota o no, no es necesario ni que abra la boca: todo está en los detalles.

No creo en el karma pero sí creo en el equilibrio, una retribución por las cosas que haces sin pensar en las consecuencias, y cuando estas se vuelven contra ti y para darle más ahínco, contra los que te rodean y te preguntas ”¿por qué a mi?” te diré una cosa: Te lo mereces.
¿Tienes cáncer de garganta por fumar porque era divertido? ¿Estás hecho mierda por los años de ”vivir la vida” que te has pegado? ¿Te ha dejado la novia por que uno de los dos es idiota? ¿Has sido mal padre y te ha salido un pequeño hijo de puta? ¿Pensaste que la vida de un animal valía menos que la tuya? ¿Pensaste que eras el dueño del planeta y lo destruiste? ¿Te han jodido por algo que hiciste, seguramente mal? No intentes excusarte ni echarle la culpa a alguien. TE – LO – MERECES.

Todo el mal que le ha ocurrido al hombre: Guerras, hambre, sufrimiento, genocidios, catástrofes naturales, escándalos. Todos los males del ser humano os lo merecéis como especie y la mayoría de las veces como personas. Por pensar que erais mejor que el resto de los seres que os rodean. Por no pensar. Por idiotas.

• The Real Slim Shady – Eminem

Deja un comentario