Deadpool

Los hombres quieren ser él y las mujeres quieren estar con él” Así se presenta Deadpool (o Masacre) a sí mismo y no es para menos. Puedo hablar por muchos cuando digo que es uno de los personajes favoritos, con razón, de la saga Marvel. Los de la vieja escuela lo acusan de ser una copia mala de Deathstroke y como comiquera de vieja escuela puedo decir que nada que ver.

Conocido como el mercenario bocazas, este antihéroe adicto a los tacos al que las cosas siempre le salen mal, se ha hecho un hueco en nuestros corazones con el tiempo y con sus chistes, chascarrillos y bromas, que al parecer son contagiosas como han demostrado varios personajes serios al pasar un rato con él, te hacen pasar un rato formidable, con sus alocadas aventuras y sus propias alucinaciones. Sin embargo, a la vez la historia de Wade Wilson, para contrastar (la verdadera identidad de Deadpool) es bastante dura: A pesar de ser mercenario, se incorporó al proyecto ”Arma X” donde le prometieron curarle del cáncer que sufría. Realmente nunca le curaron, sino que le implantaron (entre otras cosas) el factor regenerativo de Lobezno, pero quedó gravemente deformado.

Quizá lo más genial de este personaje es que, a diferencia de los demás del Universo Marvel, él es plenamente consciente de que es un personaje de cómic y juega habitualmente con eso. De hecho, es uno de los pocos personajes capaz de derribar la Cuarta Pared: habla directamente con el lector e interactua con él, lo que no sólo le da un toque más cómico a la situación porque la comenta contigo sino que hace los guiones más geniales.

En Cable & Deadpool nos presentan la especial amistad que comparten ambos personajes, a pesar de su diferentes intereses; ya sabéis un mesías del futuro que intenta salvar del mundo y un tipo que vendería a su madre por chimichanga hacen un dúo de lo más dinámico. No puedo decir más, porque si no habéis leído nada de la saga os comeréis un gran spoiler.

Si bien, actualmente no está en su momento más apoteósico como fue su primera saga regular por el cambio de guionistas, el personaje ha ido evolucionando a lo largo del tiempo notablemente y sus cómics maduran dentro de su humor habitual. En las últimas sagas se ha creado su, ahora tan de moda, Pool-O-Vision, en la que su mente enfermiza y alocada tiene divertidas alucinaciones.

A la hora de llevarlo a la gran pantalla en X-Men Origins: Wolverine, Marvel Sudios al igual que con muchos otros personajes, cometió un grave error al modificar completamente la historia y la personalidad de Wade Willson (lo cual supuso una enorme desilusión). Incluso el propio actor que le encarnó, Ryan Reynolds, manifestó su descontento con la modificación del personaje (será un idiota pero a veces tiene atisbos de inteligencia y está bueno).
Ante el hecho de que ya esté firmada una película sobre el personaje, no sé si echarme a temblar suponiendo que distorsionarán el personaje o alegrarme al pensar que será 100% fiel al cómic. No creo que sea muy difícil serle fiel ya que Deadpool se vende sólo.

• They – Jem

Deja un comentario