Happy birthday…

Quién se iba a creer, sobre todo yo, que iba a durar tanto con esto, pero es verdad eh. Hoy el blog (entre otras cosas) cumple un año, y que mejor manera de felicitarle que estar viva para hacerlo.
En un año, me han pasado muchísimas cosas, que para eso estoy en la edad de que me pasen. Conocí a mucha gente en ese tiempo, me pasaron cosas y me compre objetos dignos de alabanza.
Así que, tanto él como yo, nos hacemos viejos, y espero que duremos otro año, y algunos más, porque es de lo único que no me he cansado (y pensé que sí, lo juro) y sin embargo seguimos vivos. Y recordar por todas las plantillas, nombres y colores que ha pasado en funcion de mi aburrimiento/evolución me hacen orgullecerme de mí misma por no haber tirado todo esto a la basura.
Aun que sea una zordada y nadie lo lea.

•Smack My Bitch Up – Prodigy

Deja un comentario