Observar a los humanos

Ayer mi hermana y yo fuimos al CC de Principe Pío a hacer unas compras. Y caí en la cuenta de que vayamos a donde vayamos, e inconscientemente, fichamos a todas y cada una de las personas que están ahí, y las observamos.

Las compras no fueron mal, fuimos a las típicas tiendas (Bershka, H&M, Zara, P&B, Stradivarius…) y estuvo bien eso de salir de Villalba, porque vimos tíos buenos a patadas. Bueno, y gordos. De hecho ligué con un pavo de seguridad de P&B, solo que era un poco bajito (que a mi me molan tipo armario).
De todos modos, y aunque acabamos molidas, volvimos bastante contentas, relajadas, y dormimos (posiblemente) mejor que Jack, incluso.
Y a pesar del liazo que tiene mi hermanita con un tío de su clase, que me pareció bastante serio todo lo que me contó y más su estado anímico. Las compras sí dan la felicidad. Quién quiere alguien que te quiera, si ya te adoran cuando sacas la tarjeta de crédito.

En otro orden de cosas, hoy hay partido, y después de lo que pasó con el Sevilla espero que juegen y no sea como lo de la semana pasada, que fue la humillación más grande del mundo. Excepto cuando Inho hizo la mejor jugada de la historia que si hubiera terminado en gol se iba a acordar hasta la Mesopotamia del año 4000.
Nos vemos el día 10, madridistas. Id sacando los pañuelos y tal.

•Starfuckers Inc. – NIN

I’m every fucking thing and just a little more.